• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Chinchilla se quejó en la ONU por pretensiones expansionistas de Nicaragua

Laura Chinchilla, presidenta de Costa Rica | EFE

Laura Chinchilla, presidenta de Costa Rica | EFE

"Es urgente que se establezcan procedimientos para garantizar el acatamiento de todas las decisiones de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), incluido la imposición de medidas cautelares", dijo la presidenta costarricense ante el pleno de la Asamblea General

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, protestó hoy en la ONU por las pretensiones expansionistas de Nicaragua y su "creciente política de armamentismo", y exigió nuevas medidas cautelares contra ese país.

"Es urgente que se establezcan procedimientos para garantizar el acatamiento de todas las decisiones de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), incluido la imposición de medidas cautelares", dijo la presidenta costarricense ante el pleno de la Asamblea General.

Chinchilla aseguró que Costa Rica es un "firme creyente" del derecho internacional, una actitud que contrasta con el "irrespeto absoluto" de Nicaragua a las normas más elementales de la conducta y convivencia entre los Estados.

"Este irrespeto ha conducido a continuas, claras e inaceptables agresiones contra nuestro país y a un burdo desdén por las órdenes de la Corte de La Haya", denunció la presidenta costarricense.

La mandataria criticó que el país vecino ha seguido enviando "contingentes de activistas políticos financiados y organizados por su Gobierno" y ha ofrecido para la exploración y explotación petrolera bloques de mar patrimonial de Costa Rica.

"Pretende ampliar los límites de su plataforma continental, ha roto negociaciones para fijar límites marítimos, ha amenazado con reclamar como propia una provincia de Costa Rica y desarrolla una política de creciente armamentismo", añadió la jefa de Estado.

En una rueda de prensa tras su intervención, Chinchilla dijo que abordará el tema con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, al igual que ya han hecho los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Panamá, Ricardo Martinelli, con quienes se reunió este martes en Nueva York.

"Compartimos la preocupación por la actitud de Nicaragua, metido más en una carrera armamentística que el mensaje de paz y armonía que necesita nuestra región", dijo la líder costarricense, quien reiteró su preocupación por el que considera comportamiento "hostil" y "agresivo" de ese país.

Costa Rica pidió hoy a la CIJ nuevas medidas cautelares contra Nicaragua en el marco del litigio territorial en la costa del Caribe que se abrió en 2010 y que se agudizó la semana pasada con la supuesta apertura de dos caños en la zona por parte del vecino país.

"Los pueblos de Nicaragua y Costa Rica deseamos y merecemos vivir en paz, pero el Gobierno nicaragüense se empeña en impedirlo. Con su conducta deliberada y reiterada también arremete contra el derecho internacional y al sentido mismo de la ONU", dijo la presidenta.

Costa Rica denunció por medio de vídeos y fotografías aéreas que con al menos una draga Nicaragua abrió dos caños para unir el río San Juan, de soberanía nicaragüense, con el Mar Caribe, a través de Isla Portillos o Isla Calero, cuya soberanía reclaman ambos países.

La jefa de Estado de Costa Rica también hizo referencia durante su discurso ante la Asamblea a la "tragedia" de Siria y se unió al coro de voces que exigen al Consejo de Seguridad de la ONU "acción" para contener los crímenes y la violencia.

"Pido que el Consejo de Seguridad actúe de manera decidida para eliminar las armas químicas de Siria, frenar la violencia, buscar una salida negociada y democrática al conflicto y llamar a cuentas a los responsables de los horrendos crímenes", dijo Chinchilla.

Además, volvió a pedir que el caso sirio se remita a la Corte Penal Internacional e hizo un llamamiento a los miembros permanentes del Consejo para que se comprometan a no ejercer su derecho de veto cuando estén de por medio crímenes de lesa humanidad.

"La tragedia siria reafirma la necesidad de trabajar con decisión en la aplicación orgánica de la responsabilidad de proteger, y de impulsar la mediación para evitar que emerjan o se acentúen los conflictos", concluyó.