• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

China asegura tener "buena voluntad para mejorar la relación con el Vaticano"

La portavoz de Asuntos Exteriores china, Hua Chunying, señaló que el Gobierno chino "respeta y protege de acuerdo a la ley la libertad religiosa de los ciudadanos, y apoya a la población de esa comunidad (católica) que desarrolle un rol positivo en la promoción económica y social"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno chino aseguró hoy que "tiene buena voluntad para mejorar la relación con el Vaticano" y que sigue "haciendo esfuerzos para lograr esta meta", después de que el papa Francisco asegurara a su marcha de Corea del Sur que visitaría China "mañana mismo".

"Queremos tener un diálogo constructivo con el Vaticano y promover la mejora de las relaciones bilaterales", dijo también la portavoz de Asuntos Exteriores china, Hua Chunying, en un comunicado enviado tras preguntar a ese Ministerio si la potencia asiática estaría dispuesta a recibir al pontífice.

Sin responder de forma explícita, Hua subrayó que "el Gobierno chino respeta y protege de acuerdo a la ley la libertad religiosa de los ciudadanos, y apoya a la población de esa comunidad (católica) que desarrolle un rol positivo en la promoción económica y social".

"China apoya a la Iglesia Católica de China, y la anima a seguir la historia y tradición de acuerdo con el principio de independencia, así como a que realice actividades normales que impulsen el desarrollo", añade en el texto.

El papa Francisco aseguró ayer que viajaría a China "mañana mismo", al ser preguntado por los periodistas que viajaban con él en el avión de regreso de su viaje a Corea del Sur sobre si le gustaría visitar ese país, con el que el Vaticano no mantiene relaciones diplomáticas.

En China existen entre 8 y 12 millones de católicos, según datos del Vaticano, divididos entre los pertenecientes a la Iglesia oficial ("Patriótica") -controlada por el Gobierno comunista- y la clandestina, en comunión con Roma y perseguida por Pekín.

El Vaticano y China no mantienen relaciones diplomáticas desde 1951, después de que Pío XII excomulgara a dos obispos designados por el Gobierno chino, que a su vez expulsó al nuncio apostólico, quien se estableció en la isla de Taiwán.

Para reanudar las relaciones diplomáticas, Pekín exige que el Vaticano rompa previamente con Taiwán y no "interfiera" en los asuntos internos chinos.