• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

China continúa represión en Hong Kong con arrestos y torturas

Manifestantes pro democracia y ciudadanos pasean bajo cientos de paraguas de papel en Hong Kong | Foto: AP

Manifestantes pro democracia y ciudadanos pasean bajo cientos de paraguas de papel en Hong Kong | Foto: AP

Las autoridades interrogaron a Wang durante cinco días y cuatro noches seguidas para conseguir su contraseña de Weibo y del teléfono, le privaron del sueño y le forzaron a mantenerse de pie. Si el artista no conseguía hacerlo, las autoridades le golpeaban

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Decenas de personas continúan detenidas en China desde octubre y algunas de ellas han sufrido torturas por apoyar las históricas protestas de Hong Kong, que durante más de un mes sacaron a miles de personas a las calles de la región china para pedir democracia.

A pesar de que el movimiento impulsado por estudiantes fuera expulsado de las calles en diciembre, el Gobierno chino prosigue su represión al mantener bajo arresto y, en algunos casos, bajo tortura, a unas 40 personas de la parte continental del país, informó a Efe la ONG Chinese Human Rights Defenders (CHRD).

"Alrededor de un tercio de los activistas y artistas aún siguen detenidos, y algunos de ellos todavía ni han visto a sus abogados", denunció a Efe Wendy Lin, investigadora de CHRD en Hong Kong.

Según los datos de la organización, fueron arrestadas 112 personas, entre ellas una niña de 8 años que fue liberada hace poco junto con su padre, si bien ambos ahora permanecen bajo vigilancia.

"El movimiento de los paraguas fue una señal de esperanza, de que si la gente se mantenía unida, el Gobierno chino podría verse forzado a escuchar. Y precisamente fue ese símbolo de esperanza por la democracia el que la gente en China continental quería difundir mientras el ejecutivo quería desesperadamente aplastar", dice Lin.

Desde la organización destacan casos de torturas como el del artista Wang Zang, quien fue detenido tras publicar una fotografía de él con un paraguas -símbolo de las protestas- en su cuenta de Weibo -el Twitter chino-.

Las autoridades interrogaron a Wang durante cinco días y cuatro noches seguidas para conseguir su contraseña de Weibo y del teléfono, le privaron del sueño y le forzaron a mantenerse de pie. Si el artista no conseguía hacerlo, las autoridades le golpeaban.

Debido a las agresiones físicas y mentales, Wang sufrió un ataque al corazón, según confirmó el mismo artista a su abogado, al que le confesó que creyó que iba a morir después de haber tenido una vida sin ninguna dolencia grave de corazón.

Estas prácticas también se repitieron en otros casos, como el de la activista Han Ying, quien fue interrogada durante nueve días seguidos desde las nueve de la mañana hasta las cuatro de la madrugada del día siguiente.

Otra víctima de la campaña de represión impulsada por el régimen es Zhang Miao, intérprete del semanario alemán Die Zeit, quien fue arrestada después de que publicara en su cuenta de la red social WeChat imágenes de las protestas de Hong Kong y de que eligiera como foto de perfil un ribete amarillo, otro de los símbolos del movimiento prodemocrático.

Zhang lleva ya más de 12 semanas detenida, según publicó hoy la corresponsal del semanario alemán Angela Köckritz en la página web de su medio, en la que relató la historia de la detención y pidió la liberación de su ayudante.