• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

China promete gobierno limpio

 Xi Jinping es elegido nuevo líder del gobernante Partido Comunista de China | Foto: AFP/ Mark RALSTON

Xi Jinping presidente de China | Foto: AFP/ Mark RALSTON

El presidente Xi Jinping y el primer ministro Li Keqiang insistió en la necesidad de contener y eliminar la galopante corrupción oficial para restaurar la mancillada credibilidad del Partido Comunista chino

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 El nuevo gobierno chino adoptó el domingo un tono populista y prometió un gobierno más limpio, con menos trabas burocráticas y más equidad para ampliar la modesta clase media y ayudar a las empresas privadas en apuros.

El presidente Xi Jinping y el primer ministro Li Keqiang insistió en la necesidad de contener y eliminar la galopante corrupción oficial para restaurar la mancillada credibilidad del Partido Comunista chino.

Li prometió concretamente reducir los beneficios y dádivas del gobierno y la burocracia oficial, acostumbrada a una pompa y boato en aumento, para destinar ese dinero a programas de bienestar social precisamente cuando ha descendido el ritmo de la expansión económica. Agregó que se prohibirá la construcción de nuevas oficinas gubernamentales, se reducirán la plantilla de los funcionarios públicos y especialmente de los gastos suntuarios en banquetes, viajes y vehículos, que han enardecido a la población y han dado pie a numerosas protestas.

"Si la gente tiene derecho a una vida buena, su gobierno debe contentarse con un presupuesto austero", dijo Li en su primera conferencia de prensa como primer ministro tras concluir la reunión anual de la legislatura nacional.

Horas antes y al dirigirse a casi 3.000 legisladores en reunidos en el Gran Salón del Pueblo, Xi prometió erradicar la "corrupción y otras conductas impropias en todas sus manifestaciones". Agregó que las propias aspiraciones del pueblo deben ser parte del "sueño chino", una expresión que ha usado con frecuencia para invocar la grandeza nacional. "Cada uno de nosotros debe tener un amplio campo de maniobra para realizar con diligencia nuestros propios sueños".

Aunque Xi y Li fueron elegidos el primero y el dos de noviembre por la conducción del partido, el cierre dominical de la legislatura significa que su gobierno está ahora completamente emplazado. La legislatura designó a los miembros del gabinete, a Li primer ministro, dio a Xi el título ceremonial de presidente y cesó con ello a todos sus predecesores de los cargos correspondientes.

El cierre de la legislatura — y sus apariencias — tuvo además como fin pulir la imagen de los dirigentes ante un público cada vez más exigente al aumentar la prosperidad y mejorar las conexiones gracias a la internet y la telefonía celular. Existe una creencia generalizada en los últimos meses que la nueva conducción prestaría especial atención a los temas sociales más candentes: acortar la diferencia económica entre las clases, reducir el uso caprichoso del poder oficial y limpiar un medio ambiente degradado por el galopante crecimiento económico.