• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

China ofrece multiplicar por seis su inversión en los países árabes en 2020

También fijó el objetivo de aumentar las importaciones chinas de productos no derivados del petróleo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

China tomará medidas para fomentar la inversión en los países árabes y elevarla de los 10.000 millones de dólares en 2013 a 60.000 millones en esta década, señaló hoy el presidente chino, Xi Jinping, en la inauguración de un encuentro ministerial entre el Gobierno chino y los de Oriente Medio.

En la apertura de la sexta conferencia ministerial del Foro de Cooperación entre China y los Estados Árabes (CASCF), Xi destacó que su Gobierno animará a que las empresas de la segunda economía mundial inviertan en los sectores energético, petroquímico, agrícola, industrial y de servicios.

También fijó el objetivo de aumentar las importaciones chinas de productos no derivados del petróleo, como parte de la meta de elevar el comercio bilateral entre China y los países árabes desde los 240.000 millones de dólares del pasado año hasta 600.000 millones de dólares en 2020.

Apelando siempre al "espíritu de la Ruta de la Seda", que hace dos milenios marco el inicio del intercambio comercial y cultural entre las civilizaciones china y árabe, Xi destacó que ambos mundos deben cooperar juntos en sectores tecnológicos como la energía nuclear, la ingeniería espacial o las nuevas energías.

Para ello, Xi anunció negociaciones para el establecimiento de un centro chino-árabe de transferencia tecnológica, y también proclamó los años 2014 y 2015 como un "bienio para la amistad entre China y los países de Oriente Medio" en el que habrá un amplio número de actos culturales y artísticos bilaterales.

A la reunión del foro, que este año celebra su décimo aniversario, asisten ministros de Asuntos Exteriores o representantes de Oriente Medio, así como el secretario general de la Liga de Estados Árabes, Nabil Elaraby.

China busca con estas reuniones aumentar su presencia en una región en la que, pese a su ya importante papel como exportadora de petróleo, Pekín considera que tiene aún mucho potencial para los intereses de la segunda economía mundial.

Las importaciones chinas desde los países árabes sólo representaron un 7,7 por ciento del total nacional en 2013, y únicamente un 2,2 por ciento de las inversiones de China en otros países fueron a parar a esa estratégica región.

En la apertura del foro, el presidente chino también destacó la necesidad de que los diferentes caminos de desarrollo que toma cada país sean respetados por la comunidad internacional.

"No podemos esperar que países con diferente tradición cultural e histórica, con distinta realidad nacional, sigan el mismo modelo de desarrollo. Si así fuera, el mundo sería demasiado aburrido", afirmó.

Xi anunció asimismo el envío de 100 millones de yuanes (16 millones de dólares) en ayuda humanitaria a los refugiados sirios en Jordania, Líbano y otros países, y reiteró el apoyo de Pekín al establecimiento de un estado independiente palestino con soberanía plena y capital en Jerusalén Este.