• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

China afirma que mejoras sociales son su mayor avance en derechos humanos

Un hombre con sombrero de paja en la Gran Muralla china | Getty

Un hombre con sombrero de paja en la Gran Muralla china | Getty

La presentación, dirigida por Wu Hailong, transmitió la posición oficial de que frente a las complejidades de China se debe dar "prioridad total a los derechos de subsistencia y desarrollo de 1.300 millones de personas"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

China expuso hoy en el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de Naciones Unidas la reducción de la pobreza, la mejora de los ingresos de los trabajadores y el mayor acceso a la educación como algunos de los mayores logros de su política de derechos humanos.

El Gobierno chino, representado por una delegación de más de cuarenta personas enviadas por Pekín, sometió sus políticas de derechos humanos a un mecanismo de evaluación global -conocido como Examen Periódico Universal- conducido por todos los países miembros de la organización multilateral.

Esta es la segunda vez que China participa en este ejercicio, por el que todos los países pasan cada cuatro años y en el que tienen que presentar sus avances concretos desde la presentación anterior.

La presentación, dirigida por el enviado especial del Ministerio chino de Asuntos Exteriores Wu Hailong, transmitió la posición oficial de que frente a las complejidades de China se debe dar "prioridad total a los derechos de subsistencia y desarrollo de 1.300 millones de personas", que constituyen la población nacional.

"Demasiada gente sigue viviendo por debajo de la línea de pobreza y todavía debe crearse una estructura de distribución equilibrada de ingresos", agregó.

En esa línea, el funcionario destacó el establecimiento de un mecanismo de ajuste del salario mínimo -antes inexistente- y el aumento significativo con respecto al Producto Interior Bruto (PIB) de la inversión en educación

En el plano de los derechos civiles, Wu recordó que se eliminaron trece delitos de carácter económico o no violento por los que podía pedirse la pena de muerte, al tiempo que se ha mejorado el procedimiento para evitar el uso de evidencias obtenidas de forma ilegal.

A este respecto, en su informe sobre China preparado para este mecanismo de evaluación de la ONU, la ONG "Human Rights Watch" denunciaba "el uso endémico de la tortura y otros malos tratos en el sistema de justicia penal".

De otra opinión fue el delegado gubernamental chino, quien aseguró que su país ha redoblado sus esfuerzos para aumentar la transparencia de la justicia, a través de juicios abiertos y de la difusión televisiva y a través de internet de las sentencias.

De otra parte, Wu sostuvo que su gobierno ha tomado "acciones concretas" para proteger "los derechos de expresión y religión, de acuerdo a la ley", aunque la ONG sostuvo lo contrario apuntando la "represión de los defensores de los derechos humanos, a través de acoso, detenciones arbitrarias y torturas".

Asimismo, lamentó las "restricciones y control" que sufren los medios de comunicación, un preocupación en la que coincidieron numerosos países que tomaron la palabra tras la presentación de China y le pidieron que aplique reformas legales para proteger la libertad de expresión, asociación, reunión, y religión y creencia.

Algunos países igualmente pidieron a Pekín que libere a todas las personas detenidas por razones políticas, que elimine el sistema penitenciario de "reeducación a través del trabajo" y adopte medidas para que las minorías étnicas disfruten de sus derechos humano y al mismo tiempo se tome en cuenta su opinión en decisiones políticas y económicas que los afectan.

A este respecto, el enviado de Pekín dijo que el Gobierno chino ha tomado diversas medidas como aumentar el número de funcionarios procedentes de minorías étnicas en las zonas donde residen y garantizar su derecho a usar y desarrollar sus lenguas.

Las minorías tibetana, asentada en el suroeste de China; y uigur, que habita principalmente en la provincia de Xinjang, en el noroeste del país, son las que más preocupan en Occidente.

A este respecto, durante la sesión del Examen Periódico Universal dedicado a China, Francia pidió a las autoridades que permitan la visita del relator de la ONU sobre derecho a la religión que visite ambas regiones.

Cuando empezaba la presentación de China, frente a la sede de la ONU en Ginebra, donde tenía lugar la reunión, un grupo de activistas por el Tíbet se manifestaron pacíficamente y denunciar las violaciones que sufren los miembros de esta minoría.