• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

China critica a Japón sobre islas en disputa

Islas Senkaku o Diaoyu

Islas Senkaku o Diaoyu

Las islas, controladas por Japón, están deshabitadas, pero se encuentran en aguas ricas en recursos pesqueros y reservas potencialmente grandes de gas natural. Son reclamadas también por Taiwán

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

China atacó el jueves al primer ministro de Japón, diciendo que es obstinado y se equivoca al decir que su país no va a hacer concesiones en la disputa entre ambas naciones sobre la soberanía de unas islas en disputa en el Mar del Este de China.

El premier Yoshihiko Noda dijo en Nueva York que las islas son claramente una "parte inherente de nuestro territorio, a la luz de la historia y las leyes internacionales". Dijo que las disputas sobre las islas deberían ser resueltas pacíficamente y de acuerdo con las leyes.

"China está extremamente decepcionada y se opone firmemente a la obstinación del líder japonés respecto a su postura equivocada" en el asunto, dijo el portavoz de la cancillería Qin Gang en una declaración que reiteró la posición de Beijing de que Japón está haciendo caso omiso a hechos históricos y leyes internacionales.

"El país cuestiona seriamente el orden internacional de la post guerra, pero trata de usar las reglas de la ley internacional como cobertura. Es un autoengaño", dijo Qin en una declaración separada.

Altos diplomáticos de ambos países se reunieron esta semana en Nueva York y Beijing en un esfuerzo para reparar los lazos, dañados por la disputa sobre las pequeñas islas, conocidas como Senkaku en Japón y Diaoyu en China.

Las islas, controladas por Japón, están deshabitadas, pero se encuentran en aguas ricas en recursos pesqueros y reservas potencialmente grandes de gas natural. Son reclamadas también por Taiwán.

La compra por Japón de algunas de las islas de manos de sus dueños privados japoneses hace dos semanas desató protestas ocasionalmente violentas en China, que tuvieron como blanco tiendas y fábricas japonesas.

Noda defendió la compra como un intento para asegurar su "administración estable", pero admitió que "parece que China aún no lo comprende".