• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

China arresta a 139 personas por incitar a la "yihad" en internet

El tema de la seguridad de la información en internet ha vuelto al primer plano | Foto Reuters

El tema de la seguridad de la información en internet ha vuelto al primer plano | Foto Reuters

Las detenciones sucedieron tras el último episodio de violencia en Xinjiang, cuando al menos 35 personas murieron en reyertas con la policía que las autoridades calificaron de "ataque terrorista"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades chinas han arrestado a 139 personas acusadas de incitar al extremismo religioso y a la "yihad" (guerra santa) por internet en la provincia de Xinjiang, donde viven más de 9 millones de uigures, etnia musulmana minoritaria en China, informó hoy el diario oficial "China Daily".

Las autoridades de esa provincia occidental han constatado un aumento del número de casos de individuos que publican o buscan contenido extremista en internet, por lo que han estrechado el control, según la fuente.

Los arrestos se produjeron en los meses de verano y en medio de la campaña impulsada por el Gobierno chino contra la difusión de "rumores" o "difamaciones" en la red, delitos que desde ahora pueden ser castigados con hasta 3 años de cárcel en lo que supone un nuevo golpe a la disidencia del país asiático, muy activa en internet.

Otro periódico oficial, el Global Times, informa de que otras 256 personas fueron "castigadas" -sin especificar cómo- en esta provincia por la difusión de "rumores", si bien tampoco se concreta sobre qué.

A los arrestados por incitar a la "yihad" o "guerra santa", las autoridades les acusan de hacer circular vídeos de ataques terroristas o de cómo crear artefactos explosivos.

Las informaciones no detallan si los detenidos son de etnia han o uigur.

Las detenciones sucedieron tras el último episodio de violencia en Xinjiang, cuando al menos 35 personas murieron en reyertas con la policía que las autoridades calificaron de "ataque terrorista".

China condenó a tres personas a muerte y a otra a 25 años de cárcel por este ataque, acusados de formar parte de una organización terrorista.

El incidente se produjo además a poco de celebrarse el cuarto aniversario del peor conflicto étnico en China, el 5 de julio de 2009, cuando diversas protestas de uigures en las principales calles de Urumqi, la capital regional, se tornaron en violentos ataques contra inmigrantes chinos han y causaron la muerte de 200 personas.

Los enfrentamientos son habituales en Xinjiang, uno de los polvorines étnicos del oeste de China junto con Tíbet, y en el que el Gobierno defiende que actúan grupos terroristas islamistas que colaboran con "fuerzas externas" y que pretenden establecer el estado independiente de Turkestán Oriental.

Mientras, los uigures, sobre todo desde organizaciones en el exilio, critican que Pekín utiliza el terrorismo para llevar a cabo una política represiva y aumentar la censura en la región, y denuncian sufrir discriminación política y religiosa frente a los han.

Organizaciones como Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunciaron este año "el bloqueo informativo" en la región, que vive, a juicio de RSF, en una "total falta de libertad de información".