• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Chevron cancelará más de $41 millones por derrame de crudo en Brasil

El acuerdo prevé que Chevron asuma obligaciones de precaución y de prevención de nuevos incidentes; así como medidas compensatorias por los derrames, indicó la oficina fiscal de Río de Janeiro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La empresa estadounidense Chevron cancelará a Brasil 41,6 millones de dólares por concepto de indemnización por el derrame de tres mil barriles de crudo ocurrido en noviembre de 2011 frente a las costas de Río de Janeiro

De acuerdo con información de Telesur, este medida se logró luego de que Chevron y el equipo operador Transocean firmaran este sábado un acuerdo con la fiscalía brasileña.

El acuerdo prevé que Chevron asuma obligaciones de precaución y de prevención de nuevos incidentes; así como medidas compensatorias por los derrames, indicó la oficina fiscal de Río de Janeiro.

El convenio contó con el consentimiento de la Agencia Nacional de Petróleo (ANP, estatal) y el Instituto Brasileño del Medio Ambiente (Ibama). Aún debe ser homologado por una corte federal, añade el texto.

En noviembre de 2011, unos tres mil barriles de crudo se derramaron en aguas profundas del Atlántico en el campo de Frade, a 370 km al noroeste de la costa de Río de Janeiro, lo que provocó una gran mancha negra en el mar.

Frente a ello, el Gobierno de Brasil multó a la petrolera estadounidense por 50 millones de reales (unos 28 millones de dólares). El Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales (Ibama) impuso también dos multas a Chevron por 33,4 millones de dólares por daños ambientales y fallas en el plan de emergencia aplicado durante el accidente.

Chevron también ha sido demandada por Ecuador debido al impacto ambiental en la Amazonia, producto de las operaciones de la empresa entre 1964 y 1990, cuando su nombre era Texaco. La demanda contra la petrolera establece el pago de 19.000 millones de dólares.

Tras cerca de 20 años de proceso judicial, en enero de 2011 una corte ecuatoriana sentenció el pago de 9 mil millones de dólares a los demandantes y decidió que este valor sería duplicado en caso de que la empresa estadounidense no ofrezca disculpas por las afectaciones al medio ambiente, añade el texto.