• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cerca de cinco millones de salvadoreños eligen mañana nuevo presidente

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) cuenta con una ventaja promedio de ocho puntos para lograr la victoria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cerca de cinco millones de salvadoreños están convocados a acudir este domingo a las urnas electorales con la disyuntiva entre escoger la continuidad del proceso de cambios iniciado en 2009 o retornar a un pasado de gobiernos de derecha, tal y como lo expone un especial publicado por la Agencia Prensa Latina, dedicado a este evento comicial.

Se refiere que según las últimas encuestas publicadas en enero, la fuerza política que enarbola las trasformaciones de la nación, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), cuenta con una ventaja promedio de ocho puntos para lograr la victoria.

El FMLN fue el ganador de los comicios del 15 de marzo de 2009 con la fórmula que encabezaba Mauricio Funes y uno de los líderes históricos del partido, Salvador Sánchez Cerén.

Funes, entonces un popular periodista opositor, asumió la presidencia el 1 de junio de ese año y de inmediato comenzó el proceso de cambios con la prioridad fijada en los sectores de menores recursos.

El FMLN, su candidato presidencial, Sánchez Cerén, y su compañero de fórmula, Oscar Ortiz, han enfatizado ésta vez que la prioridad de su gobierno será la continuidad y profundización de los cambios y los programas sociales.

En una entrevista con Prensa Latina, Sánchez Cerén destacó que la plataforma de gobierno del FMLN fue elaborada con las propuestas y aspiraciones de la población, hechas en una vasta consulta con el pueblo, en la que participaron más de 640 mil personas.

Este programa de gobierno es el que define la ruta de trabajo, con una visión estratégica, con 10 programas importantísimos y con tres grandes prioridades, tal y como lo manifestó Cerén.

La otra cara de la disyuntiva en las urnas electorales la simboliza la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que aplicó un severo plan neoliberal durante los cuatro gobiernos que ocupó, de 1989 a 2009. De acuerdo con los sondeos públicos va detrás del FMLN.

"Los gobiernos de Arena le han servido a los grupos de poder económico para que se hagan de activos del Estado o para que utilizando los resortes del Estado se introduzcan leyes, procedimientos, de tal manera que acumulen más privilegios y que concentren más poder económico", sostuvo el presidente Funes.

A dicha fórmula derechista le sigue la coalición Unidad, cuyo abanderado es el ex presidente Antonio Saca (2004-2009), quien fuera prominente figura de Arena, mientras que los Partidos Fraternidad Patriótica Salvadoreña y Progresista Salvadoreño, de acuerdo con las encuestas no tienen posibilidades en los comicios.

Funes manifestó tener confianza en que de forma masiva la población asistirá a votar por aquella fórmula presidencial que garantice que los programas sociales y los cambios estructurales que se han iniciado en el país continúen "y que el nuevo estilo de gobierno que hemos iniciado se mantendrá".

En tanto, 6.000 observadores, de ellos 2.000 extranjeros y 4.000 nacionales, se encuentran en el país para velar por la transparencia de los comicios.