• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cayó el apoyo de los hispanos a Obama

El presidente de EE UU, Barack Obama, y su secretaria de Estado, Hillary Clinton / EFE

El presidente de EE UU, Barack Obama, y su ex secretaria de Estado, Hillary Clinton / EFE

Un reciente sondeo reveló que, mientras el mandatario estadounidense pierde respaldo de los latinos, aumenta el apoyo de este grupo a Hillary Clinton, que podría ser candidata presidencial en 2016

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El apoyo entre los hispanos en Estados Unidos al presidente Barack Obama se resintió al inicio de su segundo mandato, mientras que aumenta el de Hillary Clinton, que podría ser candidata presidencial en 2016, según una encuesta de Telemundo/NBC/Wall Street publicada hoy.

El sondeo, realizado este mes de abril, muestra que pese a la merma Obama sigue contando con un apoyo mayoritario entre los latinos, cuyo voto en las pasadas elecciones fue esencial para la victoria del mandatario.

En abril de este año un 62 % de los hispanos aprueba la gestión del presidente, por debajo del 66 % del pasado octubre o del 73 % del pasado septiembre.

Un 30 % directamente desaprueba el trabajo de Obama, ligeramente por encima de los niveles de finales de 2012.

Las notas han empeorado más en la valoración de la gestión económica de la Casa Blanca con un apoyo en abril del 58 % frente a una desaprobación del 36 %, lo que contrasta con el 63 % de aprobación y el 32 % de desaprobación del pasado octubre.

En lo referente a política exterior, el apoyo bajó ligeramente del 61 % de octubre al 57 % de abril, mientras que la desaprobación bajó del 31 % al 27 %.

Asimismo, los hispanos están divididos en su opinión sobre cómo va el rumbo del país en términos generales, con sendos 42 % entre los que consideran que el país va en la dirección equivocada como los que creen que va por el buen camino.

En octubre del año pasado, poco antes de que el país marchara a las urnas para elegir entre la continuidad de Obama o las propuestas del republicano Mitt Romney, el 52 % de los hispanos creía que el país iba por el buen camino.

No obstante, los hispanos se han mostrado menos optimistas durante el mandato de Obama, como en marzo de 2010, cuando el 55 % consideraba que el país no iba por el buen camino.

La percepción más negativa se registró en los últimos años de la presidencia de George W. Bush, en septiembre de 2008, en pleno inicio de la crisis, cuando el 76 % era pesimista sobre el futuro de EE UU.

La encuesta también preguntó sobre los sentimientos de los latinos acerca de determinados políticos, algo que muestra que entre la comunicad hispana Hillary Clinton es vista de manera más positiva (65 %) que Obama (64 %).

La ex secretaria de Estado levanta más pasiones e ideas positivas que Obama o que el cubanoamericano Marco Rubio, senador republicano considerado uno de los conservadores con posibilidades de ser candidato a la presidencia.

El 38 % de los encuestados expresó que tiene ideas "muy positivas" sobre Obama, más de 15 puntos por debajo de los meses previos a las pasadas elecciones y del 41 % de las fechas previas a la victoria electoral del entonces senador por Illinois en 2008.

Mientras tanto, Hillary Clinton despierta pasiones similares a las del presidente con el 38 % de valoraciones "muy positivas" y un 27 % que declaró opiniones "positivas".

Esa valoración contrasta con la del senador republicano Marco Rubio, otro de los que suena como posible candidato en 2016, cuya valoración "muy positiva" se situó en el 11 % o la "positiva" en el 12 %.

El sondeo, que utilizó una muestra de 300 personas y tiene un margen del error del +/-5,66 %, también preguntó sobre el debate para una reforma migratoria.

Dos tercios de los hispanos consideran que la inmigración refuerza Estados Unidos y el 55 % apoya que el Congreso apruebe una reforma migratoria que permita un camino hacia la ciudadanía para 11 millones de indocumentados que residen en el país.

Asimismo, el 80 % es favorable en diverso grado en que se exija el pago de una multa, impuestos, control de antecedentes y otro tipo de requisitos para optar a la regularización una vez la reforma se ponga en marcha.

Para el 54 % de los hispanos el proceso para obtener la ciudadanía debería completarse en unos 5 años, mientras que el 22 % cree que debería ser otorgada en los casos que cumplan los requisitos inmediatamente.

En cuanto a la percepción de qué partido hace más por obtener un sistema migratorio eficiente, el 37 % de los hispanos considera que los demócratas hace un mejor trabajo, mientras que el 11 % favorece a los republicanos.