• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Caso de niña acusada de blasfemia en Pakistán pasa a un tribunal de menores

La niña, que sufre una acreditada discapacidad mental, salió hace dos semanas de prisión bajo fianza de un millón de rupias y tuvo que ser evacuada en helicóptero a un refugio seguro para protegerla de las iras de los integristas radicales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El controvertido caso de Rimsha Masih, la niña cristiana acusada de blasfemia en pakistán, ha sido desviado a un tribunal de justicia juvenil, tal y como pedían su familia y el letrado de la menor, informó a Efe una fuente cercana al caso.

"El juez encargado del caso (en un tribunal ordinario de Islamabad) se negó a seguir con él tras constatar que la niña tiene como mucho 14 años, y lo envió a un tribunal de menores", dijo el jefe de la Comisión Interconfesional de Pakistán, Sayid Ishaq.

El letrado de la acusación, que representa al vecino que interpuso la denuncia contra Rimsha a mediados de agosto, ha intentado cuestionar la edad de la niña, establecida por un informe médico oficial, y ha llegado a afirmar que tenía 21 años.

El dictamen de hoy llega después de que la Policía presentara el pasado sábado su informe oficial en el que se afirma que no hay pruebas que sustenten la acusación, según la cual la niña quemó unos papeles con escritos coránicos en su casa.

Los agentes presentaron el mismo sábado cargos contra el imán de una mezquita del suburbio de Mehrabadi -donde vivía Rimsha-, quien fue acusado de poner hojas arrancadas del Corán en la bolsa que contenía las cenizas de lo supuestamente quemado por la menor.

El oficial de la Policía encargado de la investigación, Munir Jafri, declaró que tres testigos han prestado testimonio contra el imán, llamado Khalid Jadun, mientras que no han encontrado ninguna evidencia que pruebe la culpabilidad de la menor Rimsha Masih.

La niña, que sufre una acreditada discapacidad mental, salió hace dos semanas de prisión bajo fianza de un millón de rupias (unos 10.500 dólares) y tuvo que ser evacuada en helicóptero a un refugio seguro para protegerla de las iras de los integristas radicales.

La situación de la menor ha sido criticada por organizaciones de derechos humanos tanto dentro como fuera de Pakistán, y ha atraído la mirada de varios gobiernos occidentales.

Sin embargo, el de Rimsha puede marcar algunos precedentes entre los casos relativos a blasfemia, ya que es del todo extraordinario que se incrimine a los acusadores por este delito incluso cuando hay evidencias claras de que mienten.

Las autoridades paquistaníes no solo han arrestado al imán de Mehrabadi, sino que han abierto una investigación contra el vecino musulmán que acusó en primer lugar a la niña para aclarar si éste actuó de mala fe, aunque hasta ahora no hay cargos contra él.