• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Casa Blanca no perdonará a Edward Snowden

Snowden era consciente de lo que una filtración así podría implicar para su propia libertad / AFP

Edward Snowden filtró información clasificada siendo analista de la CIA / AFP

El exanalista de la CIA es acusado por filtrar información sobre programas de espionaje del Gobierno de Obama

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Casa Blanca respondió con una negativa a una petición ciudadana que urgía al presidente norteamericano, Barack Obama, a perdonar a Edward Snowden, asilado en Rusia y acusado de espionaje por revelar en 2013 los programas secretos de vigilancia del Gobierno estadounidense.

"Debería volver a Estados Unidos (Snowden) y ser juzgado por un jurado popular - no esconderse bajo la protección de un régimen autoritario. En este momento él está huyendo de las consecuencias de sus acciones", afirmó en la respuesta oficial Lisa Monaco, asesora de Obama para seguridad nacional y lucha antiterrorista.

“La peligrosa decisión de Snowden de robar y revelar información clasificada tuvo graves consecuencias para la seguridad de nuestro país y las personas que trabajan día a día para protegerla", señaló Monaco.

La petición sobre el perdón fue colgada en el sitio "We the people" del portal de la Casa Blanca en junio de 2013, poco después de las revelaciones del exanalista de la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

"Edward Snowden es un héroe nacional y debería emitirse inmediatamente un perdón pleno y absoluto por cualquier delito que haya cometido o pueda haber cometido al divulgar los programas secretos de vigilancia", destacaba la petición.

La Casa Blanca debe responder a las peticiones cuando estas alcanzan las 100.000 firmas y la relacionada con Snowden acumulaba más de 167.000.

Desde su huida y posterior asilo en Rusia, el Gobierno de Obama ha insistido en que Snowden debe regresar a EE.UU. para ser juzgado por delitos de espionaje.

La declaración sobre el caso de Snowden se produjo dentro de un esfuerzo más amplio de la Casa Blanca para pronunciarse sobre varias peticiones ciudadanas que llevaban tiempo esperando respuesta.