• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Casa Blanca notificó con retraso al Congreso traslado de reos de Guantánamo

Protesta en Colombia para exigir el cierre de la cárcel de Guantánamo / EFE

Protesta en Colombia para exigir el cierre de la cárcel de Guantánamo / EFE

Cinco presos fueron enviados a Catar a cambio de la liberación de un sargento estadounidense secuestrado desde hace 5 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Casa Blanca notificó este lunes oficialmente al Congreso, con más de 30 días de retraso, la transferencia de los cinco presos de Guantánamo que fueron enviados a Catar a cambio de la liberación del sargento estadounidense Bowe Bergdahl, secuestrado en 2009 en Afganistán.

De acuerdo con un documento facilitado por el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, la administración Obama notificó el sábado por teléfono, algo que no cumple los requisitos legales, que los cinco presos estaban siendo preparados y que en unas horas saldrían del penal que funciona en la Base Naval de Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo, Cuba.

"No debiera sorprender a los miembros del Congreso que esto era posible. Ha habido discusiones sobre cómo hacerlo e incluyeron conversaciones con los miembros del Congreso acerca de, al menos, la posibilidad de transferir estos cinco detenidos para lograr que el sargento Bergdahl regresase a Estados Unidos, con su familia. Esto era lo que se debía hacer", dijo este lunes el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ante las quejas de algunos de los legisladores.

Bergdahl fue liberado el sábado pasado por un equipo de Operaciones Especiales de Estados Unidos en Afganistán, después de semanas de intensas negociaciones en las que funcionarios estadounidenses, a través del Gobierno de Catar, acordaron un intercambio de prisioneros con los talibanes.

Ahora, numerosos legisladores han llamado la atención sobre los hechos y en los comités de servicios armados de las dos cámaras se convocarán audiencias para que se explique tanto la legalidad del intercambio como el silencio del Gobierno sobre la transferencia de los presos, que ocuparon altos cargos en el régimen talibán que ejerció el poder en Afganistán entre 1996 y 2001.

"Estos individuos en particular son terroristas de línea dura que tienen sangre de estadounidenses e incontables afganos en sus manos", dijo el senador republicano John McCain en un comunicado, al pedir garantías de que "nunca regresen a la lucha contra Estados Unidos".

Los reos son Khirullah Said Wali Khairkhwa, ex ministro de Interior durante el régimen talibán; Mulá Mohamed Fazl, quien fue jefe del Estado mayor talibán; Mulá Norullah Nori, un alto comandante talibán; Abdul Haq Wasiq, subdirector de inteligencia talibán y Mohamed Nabi Omari, miembro de una célula de Al Qaeda y los talibanes.

Estados Unidos consideraba esencial recuperar a ese prisionero antes de la fecha fijada por la OTAN para la retirada de las tropas en Afganistán a finales de este año, y el anuncio llegó apenas unos días después de que Obama anunciara que mantendrá a 9.800 soldados en ese país desde enero de 2015.