• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cartes busca que el Congreso sancione una ley de responsabilidad fiscal

Horacio Cartes fue elegido nuevo Presidente de Paraguay / AP

Horacio Cartes, presidente de Paraguay / AP

La nueva ley, que cuenta con el respaldo del presidente paraguayo, reduce las atribuciones del legislativo para disponer los gastos del presupuesto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente paraguayo, Horacio Cartes, busca que el Congreso sancione una ley de responsabilidad fiscal, que reduce las atribuciones del legislativo para disponer los gastos del presupuesto.

Pero los congresistas, que invocan su potestad constitucional para sancionar la ley del presupuesto, consideran que la ley de responsabilidad fiscal les restará poder y que el planteamiento del mandatario es inconstitucional.

"No creo que nuestro planteo de una ley de responsabilidad fiscal sea inconstitucional", dijo Cartes el domingo en declaraciones al canal Telefuturo de televisión.

"Un pacto político no alcanza. Supone armonía para dos años, pero cuando comienzan las elecciones, vuelve la vieja práctica de 'toma esto a cambio de esto', lo cual nos llevó a lo que hoy vivimos (extrema pobreza)", dijo el jefe de Estado a su retorno de Surinam, donde asistió a la cumbre de la Unasur.

Los principales referentes de los partidos, incluido el oficialista Partido Colorado, anunciaron que no aprobarán la normativa que pretende Cartes, quien asumió el gobierno el pasado 15 de agosto.

"Mi petición no es una ocurrencia. Hemos invitado a los legisladores, donde hemos mostrado los distintos presupuestos generales de los años anteriores (...) donde claramente los números demuestran que, a pesar de tener un crecimiento récord en el PIB (13,1% en 2010), estamos con uno de los mayores déficits fiscales", explicó.

"Entonces, es mi responsabilidad pedir algo que, entiéndase bien, no es para el presidente o mi partido político, sino para las próximas generaciones", enfatizó Cartes.

El desafío del jefe de Estado a los parlamentarios se produce en medio de una guerra sorda con los "caciques" de su Partido Colorado, disconformes por la decisión de Cartes de rodearse de un gabinete exclusivamente técnico, dejando a un lado a la dirigencia partidaria.