• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Carromero deploró "desafortunado" accidente en que murieron disidentes cubanos

Los detalles de la vida de Ángel Carromero han salido a cuentagotas / BBC

El español Ángel Carromero, juzgado por accidente de tránsito en el que murió Oswaldo Payá / BBC

"Lo siento profundamente", dijo ante el tribunal en una declaración en la cual aseguró haber "perdido muchas cosas en este tiempo", pero consideró que eso "no tiene comparación con el sentimiento de dolor de las familias" de los fallecidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El español Ángel Carromero lamentó hoy el "desafortunado" accidente de tráfico en el que murieron los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero durante el juicio en su contra iniciado hoy en Cuba, que estuvo precedido por la detención de la conocida bloguera Yoani Sánchez.

El tribunal provincial de Granma juzga a Carromero bajo la acusación de un delito de "homicidio imprudente" cuando conducía el vehículo siniestrado el pasado 22 de julio en una carretera en las cercanías de la ciudad oriental de Bayamo, situada a unos 750 kilómetros al este de La Habana.

El joven español declaró ante el tribunal su "profundo sentimiento de pena por el desafortunado accidente" en el que perdieron la vida Payá, líder del opositor Movimiento Cristiano Liberación, y su compañero Harold Cepero, al chocar el coche contra un árbol.

"Lo siento profundamente", dijo Carromero ante el tribunal en una declaración en la cual aseguró haber "perdido muchas cosas en este tiempo", pero consideró que eso "no tiene comparación con el sentimiento de dolor de las familias" de los fallecidos.

Según la versión oficial del accidente, sus causas fueron el exceso de velocidad y otros errores del conductor del vehículo al circular por una carretera que estaba en obras y sin pavimentar, pero señalizada al efecto.

El joven español, de 27 años y dirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular (PP) de Madrid, se mostró hoy tranquilo y sereno durante su presentación ante el tribunal.

Carromero, conducía el Hyundai Accent con matrícula de turismo accidentado en el kilómetro 724 de la carretera que une las ciudades orientales de Las Tunas y Bayamo.

En su alegato sostuvo las declaraciones que hizo durante el proceso de instrucción del caso, en el sentido de que conducía a una velocidad entre 80 y 90 kilómetros por hora, y negó circular con exceso de velocidad.

También volvió a admitir que "desgraciadamente" perdió el control del vehículo al entrar a una zona de baches u ondulaciones en la vía por la que transitaba.

Tras su declaración inicial, Carromero fue interrogado por el ministerio fiscal, que le pide una condena de siete años de prisión, y también por la defensa, que previsiblemente solicitará su absolución.

Poco antes de iniciarse el juicio se conoció de la detención de la bloguera crítica Yoani Sánchez, junto a su marido, el periodista independiente Reinaldo Escobar, y una tercera persona identificada como Agustín López, que conducía el coche en el que viajaban a Bayamo, según dijo a Efe el opositor Guillermo Fariñas.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por su sigla en inglés) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenaron la detención de Sánchez -autora del blog "Generación Y"- y de sus acompañantes y pidieron a las autoridades de la isla la "inmediata liberación" de los tres.

Hasta el momento han comparecido en la vista oral del juicio, que comenzó a las 09.00 hora local (14.00 GMT), ocho testigos que se encontraban en la zona donde se produjo el accidente automovilístico y cuatro peritos.

La señalización y el estado de la carretera en obras donde ocurrió el siniestro ha centrado buena parte de las preguntas a los testigos del juicio.

Dorisbel Rojas Pérez, la abogada cubana que defiende a Carromero, insistió en sus preguntas a los testigos sobre la visibilidad de las señales del tránsito que anunciaban obras en la vía y los motivos por los que fueron cambiadas de lugar después del accidente.

Varios testigos explicaron que esas señales se trasladaron de lugar para preservar la huella de la frenada del coche de Carromero tras su entrada en un tramo cubierto de gravilla.

Sobre la velocidad a la que circulaba el enjuiciado al producirse el accidente, los declarantes reiteraron que entró a la zona a "mucha velocidad".

Respecto al estado del coche alquilado, dos empleados de la empresa Cubacar atestiguaron que tenía dos años de antigüedad y se encontraba en buenas condiciones.

En otro momento de la vista, la abogada defensora informó de una notificación de la embajada de España en Cuba, donde se propone que Carromero, si es condenado a prisión domiciliaria o a una condena menor a la pedida por la fiscalía, cumpla esa pena en instalaciones consulares.

De acuerdo al desarrollo de la vista oral, se prevé que el juicio concluya y quede visto para sentencia este mismo viernes.