• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

"Carlos" prohíbe a su defensa asistirle en su juicio en París

Ilich Ramírez / AFP

Ilich Ramírez / AFP

"No voy a permitir que mis abogados se arruinen más por unos traidores bien colocados en Venezuela" declaró "Carlos" poco después de comenzar el proceso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez, "Carlos", dijo hoy que ha prohibido a sus abogados que le asistan en el juicio abierto en el Tribunal de lo Criminal de París por cuatro atentados mortales cometidos en Francia en 1982 y 1983.

"No voy a permitir que mis abogados se arruinen más por unos traidores bien colocados en Venezuela" declaró "Carlos" poco después de comenzar el proceso, que se abrió sin representación de su defensa.

Pidió además al presidente del tribunal que se le asigne un abogado de oficio y solicitó que sea el decano de los letrados de París.

El presidente, Regis De Jorna, leyó una carta enviada desde Caracas por la abogada de "Carlos", Isabelle Coutant-Peyre, quien aseguró: "a causa de compromisos no cumplidos por la Embajada de Venezuela (...) me es imposible estar" en París en el inicio del proceso.

El otro abogado de "Carlos", Francis Vuillemin, tampoco asistió al comienzo del proceso, circunstancia que asumió con sorpresa el presidente del tribunal como él mismo declaró.

"Carlos" intervino ante el tribunal para decir que el fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez, así como el actual, Nicolás Maduro, manifestaron su solidaridad con él "en múltiples ocasiones".

Y cuando, en el habitual interrogatorio sobre la identidad del procesado, se le preguntó por su profesión, "Carlos" respondió al presidente del Tribunal: "sabe muy bien que soy un revolucionario profesional".

Después de este inicio del juicio, el presidente suspendió la vista, que podría reanudarse esta misma mañana una vez resuelta la cuestión de la defensa del procesado.

El terrorista, que tiene ahora 63 años, ha sido condenado dos veces a cadena perpetua en Francia, la primera en diciembre de 1997 por el asesinato en París, el 27 de junio de 1975, de dos agentes secretos y de un informador.

La segunda fue en diciembre de 2011 e incluía un periodo mínimo de 18 años de cumplimiento efectivo de la pena, por los hechos que van a ser examinados de nuevo por el tribunal parisino y por los que también está acusada la alemana Cristina Frohlich, que fue absuelta en primera instancia.

Se trató de una serie de cuatro atentados, empezando por el ocurrido el 29 de marzo de 1982 con la explosión de una bomba en el tren "Capitole" de París a Toulouse (sur de Francia) y que causó cinco muertos y 28 heridos.

Le siguió un coche bomba en el centro de París el 22 de abril de ese año ante la sede de un periódico árabe-libanés, que ocasionó un muerto y 66 heridos.

Los dos últimos sucedieron en la tarde del 31 de diciembre de 1983 contra la estación de ferrocarril de Marsella (sureste de Francia) y contra un tren que había salido de esa ciudad en dirección a París, que se saldaron con cinco muertos y decenas de heridos.