• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cardenal colombiano pide al gobierno y a las FARC que no haya un muerto más

El escudo de las FARC | AFP

El escudo de las FARC | AFP

El prelado agregó que Colombia entera clama porque el Gobierno y las FARC sean capaces de llegar pronto al fin del conflicto armado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El arzobispo de Bogotá, cardenal Rubén Salazar, pidió hoy al Gobierno y a las FARC que "no haya ni un muerto más", y animó a las dos partes a no levantarse de la mesa de diálogo en La Habana con la que buscan terminar más de 50 años de conflicto armado en Colombia.

El cardenal se pronuncio así después de que las FARC anunciaran el viernes la suspensión del cese el fuego unilateral e indefinido que iniciaron el pasado 20 de diciembre, en respuesta a un bombardeo de la Fuerza Aérea y el Ejército contra uno de sus campamentos, acción en la que murieron 26 rebeldes.

"Yo creo que eso es un campanazo de alerta para que los negociadores tomen conciencia de que no pueden seguir indefinidamente resolviendo las pequeñas o enormes diferencias que tengan en la mesa de La Habana", señaló el cardenal en una rueda de prensa en Bogotá.

El prelado agregó que Colombia entera clama porque el Gobierno y las FARC sean capaces de llegar pronto al fin del conflicto armado.

"Para que se llegue de verdad a la negociación final, para que cese definitivamente la guerra en el país hay que decir ¡ni un muerto más en esta guerra absurda y sin sentido!" enfatizó el cardenal.

El jerarca de la iglesia Católica invitó a las partes a que no se levanten de la mesa a pesar de los difíciles momentos que atraviesa el proceso de paz.

"La guerra hay que acabarla, es decir, que tienen que lograr cuando antes un acuerdo entre Gobierno y FARC, porque hay que comprender el dolor de la guerra y generar conciencia de que están cayendo personas inocentes", aseveró.

El cardenal colombiano, presidente electo del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), afirmó que hay que llegar al fin definitivo del conflicto porque "no tiene sentido un cese temporal de actividades bélicas".