• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cancillería rechazó declaraciones de la UE sobre la frontera

Se proyecta la recuperación de la Casa Amarilla | Foto Archivo El Nacional

Casa Amarilla, sede de la Cancillería | Foto Archivo El Nacional

La UE dijo el 30 de agosto que la deportación de colombianos desde Venezuela pone en riesgo la situación humanitaria y la estabilidad de la región

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado en el cual consideró que la Unión Europea no tiene moral para inmiscuirse en asuntos bilaterales.

La UE dijo el 30 de agosto que la deportación de colombianos desde Venezuela pone en riesgo la situación humanitaria y la estabilidad de la región.

"Antes de intentar gobernar el mundo y girar instrucciones a países soberanos, los invitamos a atender la más grave crisis humanitaria generada en estos países, donde mueren miles de ciudadanos ante la mirada cómplice de éstos mismos burócratas que redactan comunicados insolentes e injerencistas", expresó en el documento.

La cancillería manifestó que las declaraciones de la comunidad política no tiene fundamento ni pruebas. 

A continuación el comunicado completo:

La República Bolivariana de Venezuela rechaza el inmoral e hipócrita comunicado realizado por burócratas enquistados en la Unión Europea del 29 de agosto de 2015, en las cuales expresa, sin fundamento ni pruebas, graves señalamientos contra nuestro país asociados a la decisión soberana de adoptar medidas para combatir el paramilitarismo colombiano, el narcotráfico y los ataques sistemáticos a la economía venezolana originados en la República de Colombia.

Las afirmaciones de estos burócratas europeos, que no tienen moral ni autoridad para inmiscuirse en asuntos bilaterales que no les competen,ocultan un doble rasero, por decir lo menos, pues provienen de quienes han causado colosales tragedias humanitarias en el Mar Mediterráneo producto del intervencionismo bélico y la violencia terrorista en países del Medio Oriente, Asia y África.

Antes de intentar gobernar el mundo y girar instrucciones a países soberanos, los invitamos a atender la más grave crisis humanitaria generada en estos países, donde mueren miles de ciudadanos ante la mirada cómplice de éstos mismos burócratas que redactan comunicados insolentes e injerencistas.

Venezuela es víctima de la agresión de mafias narcotraficantes, de bandas paramilitares, y de una guerra económica sistemática desde territorio colombiano, que la llevaron a adoptar decisiones legítimas, soberanas y legales que deben ser respetadas.

Nuestro país ha sufrido por décadas el éxodo humanitario más grande que se conozca en nuestra historia, con apenas 27 millones de habitantes hemos recibido de manera solidaria y protectora a más de 5.600.000 hermanos colombianos.

La República Bolivariana de Venezuela propondrá al gobierno colombiano, en el marco del Derecho Humanitario Internacional, que asuman responsabilidad ante ésta realidad ineludible.