• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Canciller ecuatoriano: Hemos albergado a más de 26.000 afectados por el terremoto

Entre las 10:03 pm y 10:28 pm (hora local) se han reportado al menos seis réplicas, de entre 5 y 6 grados en la escala de Richter | Foto EFE / Archivo

Entre las 10:03 pm y 10:28 pm (hora local) se han reportado al menos seis réplicas, de entre 5 y 6 grados en la escala de Richter | Foto EFE / Archivo

El jefe de la diplomacia ecuatoriana hizo esas declaraciones durante la reunión del Consejo de Cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que se celebra hoy en Quito y que ha puesto atención en conocer la situación del país anfitrión tras el terremoto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El canciller ecuatoriano, Guillaume Long, aseguró hoy que su país está abocado a brindar albergue para mediano plazo a más de 26.000 damnificados por el terremoto de 7,8 grados de magnitud, que sacudió un sector de la costa norte del país hace una semana.

El jefe de la diplomacia ecuatoriana hizo esas declaraciones durante la reunión del Consejo de Cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que se celebra hoy en Quito y que ha puesto atención en conocer la situación del país anfitrión tras el terremoto.

Long, ante sus colegas de la región reunidos en la sede de la Secretaría General de la Unasur, al norte de Quito, contó los pormenores del terremoto que, hasta el momento ha dejado 646 personas muertas, 12.492 heridas atendidas, 130 personas desaparecidas y 26.091 albergadas.

La mayoría de las víctimas se concentra en localidades de la provincia costera de Manabí y en el sur de su vecina Esmeraldas, señaló el canciller al indicar que en poblaciones como Pedernales y Jama, las más afectadas, se presentan daños en el 85 por ciento de sus infraestructuras y viviendas.

En un emotivo relato, Long indicó que hay "historias desgarradoras" de pobladores de zonas afectadas, y destacó la actitud de la población ecuatoriana para asistir con masivas donaciones voluntarias a sus hermanos de la costa.

Asimismo, puso en relieve la actitud de los especialistas nacionales y extranjeros que han participado en el rescate de víctimas en las zonas devastadas.

"Es importante saber llorar a nuestro muertos" pero "también hemos actuado con mucha adrenalina, con muchas ganas para cumplir con las necesidades de nuestro pueblo", agregó al evaluar la respuesta del Estado.

No dejó de agradecer la ayuda internacional recibida, pero dijo que tras haber superado una fase de asistencia primaria y el doloroso rescate de víctimas, su país tiene nuevas necesidades.

Pidió a sus colegas suramericanos que "sigan con esta ayuda espectacular" que Ecuador ha recibido, pero sugirió que "cambie la naturaleza" de ese aporte.

"Necesitamos carpas, camas plegables, plantas potabilizadoras de agua, baterías sanitarias, alimentos", añadió Long al apostillar que "estas son las nuevas necesidades del Ecuador".

Asimismo, solicitó canalizar la ayuda humanitaria del exterior a través del Estado e hizo hincapié en el rol de la región que, según dijo, reaccionó inmediatamente después de ocurrido el terremoto, a las 18.58 hora local (23.58 GMT) del sábado 16 de abril.

"La respuesta más contundente, más solidaria fue justamente la de los países de la Unasur y de los países de América Latina y el Caribe en general", aunque, "por supuesto que también hemos recibido una gran ayuda de otras latitudes, de América del Norte, Europa, Asia", añadió Long.

"Pero, sin duda alguna, la gran mayoría de rescatistas que llegaron a nuestro país, la gran mayoría de vuelos que siguen yendo y viniendo, aterrizando con víveres, con agua, con carpas, es de los países de América Latina y en especial de los países hermanos de Unasur", enfatizó el canciller.

Sólo con "la acción decidida de Unasur, creo que podemos seguir dando ejemplos de integración", agregó al pedir a los cancilleres que se evalúe la posibilidad de "dar vida" en Ecuador a un reglamento sobre asistencia en desastres, que la Secretaría General de la Unión ha elaborado y que se presentará próximamente en Chile.

Finalmente, Long también expresó una autocrítica sobre fallos en la organización de la respuesta estatal ante la emergencia, sobre todo al momento de canalizar la ayuda humanitaria recibida, por lo que insistió en la necesidad de que se aplique el reglamento y manual de asistencia mutua de la Unasur.

De su lado, el secretario general de la Unión, el colombiano Ernesto Samper, no descartó convocar próximamente a una reunión de los responsables nacionales de las instituciones de gestión de riesgos, quienes colaboraron en la elaboración del reglamento sobre desastres.

Samper también aseguró que una propuesta para crear una Secretaría de Gestión de Riesgos de la Unasur está en los planes de discusión del grupo.