• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Canadá busca frenar reclutamiento de jóvenes por parte de redes yihadistas

Aunque las autoridades canadienses no han revelado detalles sobre los jóvenes arrestados, medios de comunicación locales dijeron hoy que varios de ellos son menores 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno de Canadá indicó hoy que tomará medidas para evitar el reclutamiento de jóvenes canadienses por parte de redes yihadistas tras el arresto durante el fin de semana de 10 personas que intentaban abandonar el país para unirse a extremistas en Turquía y Siria.

El ministro de Seguridad Pública de Canadá, Steven Blaney, dijo que, en las próximas semanas, convocará una conferencia de responsables de seguridad del país "específicamente para tratar el antiterrorismo y la radicalización".

Mientras, el primer ministro de la provincia de Québec, Phillipe Couillard, la provincia de donde proceden los 10 detenidos, declaró hoy a los medios de comunicación que su gobierno está preocupado por la radicalización islámica de jóvenes en el país y que introducirá medidas para dificultar su reclutamiento.

"Estamos preocupados dado que parecen ser nuestros jóvenes, nacidos aquí y educados en nuestras instituciones educativas. Por eso, pronto presentaremos una amplia política que incluirá la prevención y detección además de otras medidas", dijo Couillard.

Las declaraciones de Blaney y Couillard se producen poco después de que la Policía Montada de Canadá anunciase el arresto durante el fin de semana, en el aeropuerto internacional Pierre Trudeau de Montreal, de diez jóvenes que intentaban abandonar el país para unirse a grupos yihadistas en Siria e Irak.

Aunque las autoridades canadienses no han revelado detalles sobre los jóvenes arrestados, medios de comunicación locales dijeron hoy que varios de ellos son menores y, al menos uno de ellos, fue reclutado a través de internet por individuos que ofrecían "una mejor vida".

Las autoridades canadienses no han imputado a los detenidos pero la Policía Montada, que sigue investigando el caso, ha confiscado sus pasaportes para dificultar que abandonen el país.

Sin embargo, uno de los preocupantes datos que ha trascendido sobre el grupo es que varios de los jóvenes detenidos estaban vinculados con otros seis jóvenes de las localidades de Laval y Montreal, ambas en Québec, que en enero volaron a Turquía para combatir en Siria junto a grupos yihadistas.

Entre el grupo de seis que consiguieron salir de Canadá a principios de este año, todos de 18 a 19 años de edad, al menos dos eran mujeres y, según medios de comunicación locales, varios eran estudiantes del Collège de Maisonneuve de Montreal.

Tanto en el caso de los 10 jóvenes arrestados durante el fin de semana como de los seis que escaparon en enero, sus familias fueron las que avisaron a los servicios de seguridad de Canadá sobre los vínculos con grupos yihadistas.

"El movimiento yihadista internacional ha declarado la guerra a Canadá. No nos quedaremos a un lado, sino que nos uniremos a nuestros aliados para acabar con el Estado Islámico (EI)", indicó Blaney.

Posteriormente, en declaraciones a CBC, Blaney añadió que está "aliviado" de que la Policía canadiense hubiese podido detener a los 10 jóvenes que querían abandonar el país "para cometer actos terroristas".

"Nos enfrentamos a individuos que han sido radicalizados en Canadá y por eso, el principal cimiento de nuestra estrategia antiterrorista es prevención. Necesitamos intervenir al principio", dijo Blaney.

Expertos en seguridad han criticado al Gobierno canadiense por su retórica de dureza, como la declaración de guerra de Blaney, que no está acompañada de medidas reales de prevención de la radicalización.

Stéphane Leman-Langois, un experto de la Universidad de Laval en Québec, dijo que la única estrategia de las autoridades es "esperar en el aeropuerto hasta que (los jóvenes radicalizados) vayan a coger un avión. Es demasiado tarde".

Por su parte, para Michel Juneau-Katsuya, un antiguo agente de los servicios de seguridad de Canadá, "el Gobierno ha puesto mucho énfasis en interceptar y reprimir a esos jóvenes, pero no lo suficiente en la prevención. Necesitamos trabajar más en la prevención antes de que se radicalicen".

Mientras tanto, la lista de jóvenes canadienses involucrados con el movimiento yihadista sigue aumentando.

Además de los 16 jóvenes de Québec detectados desde principios de este año, están Andre Poulin, un joven de Ontario que en 2012 viajó a Siria y se unió a un grupo checheno antes de morir en agosto de 2013; o Xristos Katsiroubas y Ali Medlej, que murieron durante el ataque a una refinería de gas en Argelia en 2013.