• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cameron insta a los talibanes a involucrarse en proceso de paz de Afganistán

David Cameron, primer ministro británico | Foto: AFP

David Cameron, primer ministro británico | Foto: AFP

Londres anunció el 19 de diciembre de 2012 que reducirá de 9.000 a 5.200 soldados su contingente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro británico, David Cameron, instó hoy a los talibanes a que se involucren en las conversaciones de paz de Afganistán, tras una cumbre tripartita con los líderes afgano, Hamid Karzai, y paquistaní, Asif Ali Zardari, en aras de la estabilidad de la región.

En un encuentro en la residencia campestre del primer ministro británico de Chequers, al norte de Londres, los tres políticos abordaron el futuro del proceso de reconciliación en Afganistán y las maneras de reforzar los esfuerzos conjuntos para combatir el extremismo.

Se trata de la tercera reunión auspiciada por Cameron que celebran estos líderes desde septiembre de 2012, con las miras puestas en el término de la misión de la OTAN a finales de 2014, cuando las tropas extranjeras abandonarán Afganistán.

Entonces, la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), a la que aportan soldados varios países de la Alianza Atlántica, habrá concluido el traspaso del control sobre la seguridad al Ejército afgano.

Terminada la reunión, Cameron se congratuló de que Karzai y Zardari hayan llegado a lo que llamó "un acuerdo de cooperación sin precedentes" en el que "la estabilidad a largo plazo" de ambos países es, para los dos políticos, de "importancia fundamental".

Los presidentes afgano y paquistaní respaldaron la apertura de una oficina en la capital de Qatar, Doha, para celebrar negociaciones entre los talibanes y el Alto Consejo de Paz Afgano, según informó un comunicado conjunto emitido tras la reunión.

Ese acuerdo entre los dos líderes debe enviar, según dijo el jefe del Ejecutivo británico, un "mensaje claro" a los talibanes.

"Ahora es el momento de que todo el mundo participe en un proceso político y pacífico en Afganistán" que, según el líder tory, "debería derivar en un futuro donde los afganos puedan participar pacíficamente en su proceso político".

Karzai secundó a su homólogo británico tras un "debate franco y abierto" en Chequers y, al igual que Cameron, instó a los talibanes a unirse a las conversaciones de paz.

El presidente afgano expresó su esperanza en que las relaciones con Pakistán, tensas en el pasado, puedan en un futuro ser "muy cercanas, de hermanos y buenos vecinos".

Por su parte, Zardari reiteró que Pakistán respaldará completamente el proceso de paz en Afganistán e indicó que "la paz en Afganistán es la paz en Pakistán. Sentimos que solo podemos sobrevivir juntos".

En esta nueva cumbre, los implicados se comprometieron a adoptar "todas las medidas necesarias para lograr el objetivo de un acuerdo de paz en los próximos seis meses" y por ello resaltaron "la importancia del apoyo regional e internacional".

En este encuentro tripartito, en el que estuvieron también los titulares de Exteriores de los tres países, responsables de personal del Ejército, jefes de servicios de inteligencia y el presidente del Alto Consejo de Paz Afgano, se trataron otros asuntos bilaterales.

Entre otros se abordaron las gestiones necesarias para reforzar la coordinación de la puesta en libertad de talibanes detenidos en Pakistán, la gestión de fronteras o temas relacionados con la seguridad.

Otro punto importante fue la reafirmación del compromiso adquirido por Karzai y Zardari el pasado septiembre al firmar el "Acuerdo de Colaboración Estratégico" (SPA).

A este respecto, ambos convinieron en que los progresos logrados en base a dicho acuerdo "reforzarán mutuamente la cooperación estrecha" entre los dos países vecinos y pactaron que las primeras negociaciones se celebrarán durante este mes con encuentros de sus ministros de Exteriores, Interior y Comercio.

Londres anunció el 19 de diciembre de 2012 que reducirá en 2013 de 9.000 a 5.200 soldados su contingente en Afganistán, como parte del plan de Londres de rebajar gradualmente su presencia en territorio afgano hasta completar la retirada total, a finales de 2014, si bien mantendrá efectivos en labores logísticas.