• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cameron pedirá a los escoceses que "se queden" en el Reino Unido

El primer ministro británico, David Cameron / EFE

El primer ministro británico, David Cameron / EFE

El primer ministro británico hará una apasionada petición a los escoceses para que voten "no" en el plebiscito sobre la independencia el próximo 18 de septiembre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro británico, David Cameron, pedirá hoy a los escoceses que "se queden" en el Reino Unido y no voten en septiembre a favor de la independencia, por considerar que el país quedará "disminuido" sin esa región.

En un discurso que pronuncia hoy en la villa Olímpica de Londres, algunos de cuyos extractos adelanta hoy la prensa, Cameron hará una apasionada petición a los escoceses para que voten "no" en el plebiscito sobre la independencia el próximo 18 de septiembre.

"Queremos que se queden", dirá el primer ministro, que, además, apelará al espíritu olímpico del equipo británico para defender la importancia de la unión de Escocia con el resto del Reino Unido.

"Para mí, lo mejor de los Juegos Olímpicos (de Londres, en 2012) no fue ganar, (sino) el rojo, el blanco y el azul (los colores de la bandera británica "Union Jack")", según el jefe del Gobierno, cuyo discurso en la villa Olímpica coincide con el comienzo hoy en Sochi (Rusia) de los Juegos Olímpicos de Invierno.

"Fue el verano en el que el patriotismo salió de las sombras y (vio) el sol, todo el mundo animando como uno al Equipo GB (Gran Bretaña)", defenderá el político conservador.

Cerca de cuatro millones de personas mayores de 16 años y que vivan en Escocia podrán votar en el referéndum de septiembre.

"Esta es una decisión que, de lleno y únicamente, tienen que hacer los que están en Escocia. Yo creo de manera apasionada que es de interés de ellos quedarse en el Reino Unido. De esa manera Escocia tiene el espacio para tomar decisiones, mientras tiene la seguridad que viene (acompañada) con el formar parte de algo más grande", defenderá el primer ministro.

En su opinión, si bien cuatro millones de personas votarán en septiembre en el referéndum, los 63 millones de habitantes del país resultarán "profundamente afectados por la decisión".

"Quedaremos profundamente disminuidos sin Escocia", dirá Cameron, que pedirá a la población de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte que envíen el mensaje a los escoceses para que "se queden".

Un sondeo hecho por la firma ICM y publicado el mes pasado en la prensa escocesa reveló que la tendencia a favor de la independencia ha subido cinco puntos, del 32 al 37 %, mientras que la campaña que apoya la unión de Escocia con el Reino Unido descendió cinco puntos, del 49 al 44 %, mientras que el resto no contestó.

El discurso de Cameron coincide con la presentación esta tarde en Edimburgo de un informe del Instituto Nacional de Investigación Económica y Social (NIESR, siglas en inglés) sobre el impacto económico de una eventual independencia de Escocia.

El ministro principal de Escocia, el nacionalista Alex Salmond, ha fijado la fecha del 24 de marzo de 2016 para la independencia, siempre que gane el "sí" en el referéndum de septiembre.