• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cameron dimite y May es “la nueva dama de hierro”

La futura nueva jefe de gobierno afirmó que trabajará para negociar el mejor acuerdo posible de salida de la Unión Europea

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Theresa May, ministra de Interior del Reino Unido desde 2010, sustituirá a David Cameron como jefe del Ejecutivo británico -con mandato hasta 2020- después de que su única rival, Andrea Leadsom, se retirara de la carrera por liderar el Partido Conservador.

May se convertirá mañana en la primera ministra del Reino Unido y en la segunda mujer en la historia del país que ocupa ese cargo tras Margaret Thatcher. A su vez, será la encargada de implementar el brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Calificada de “la nueva dama de hierro”, es conocida por su mano dura y por su posición a favor de la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea, aunque mantuvo un perfil bajo durante la campaña del referéndum.

La sucesora de Cameron declaró ayer que quiere que el Reino Unido negocie el mejor acuerdo posible con Bruselas sobre el brexit.

May recibió el apoyo de 199 de los 330 diputados conservadores en la segunda ronda del proceso interno de la formación y no necesitará someterse a una votación entre los “tories”, como se preveía, tras la retirada de Leadsom.

Su campaña, para convertirse en jefe del gobierno, se basó en la necesidad de negociar el mejor acuerdo para el Reino Unido que sale de la Unión Europea, y el establecimiento de un nuevo papel para el país en el mundo.

Junto a diputados conservadores y ante las puertas del Parlamento, señaló que el país afronta tiempos de incertidumbre política y económica, pero trabajará por lograr una salida beneficiosa.

Casada y de 59 años de edad, la política dejó claro que su objetivo es unificar la formación conservadora y su país, dividido en dos por el ajustado resultado del referéndum.

A pesar de su postura durante la campaña, se ha mostrado dispuesta a respetar la voluntad de los ciudadanos: “Brexit significa brexit. No habrá un segundo referéndum ni habrá intentos por permanecer en la Unión Europea”, garantizó.

Aseguró que no activará antes de finales de 2016 el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que hace efectiva la marcha de la nación de la Europa de los 28.