• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cameron busca más controles de la inmigración de algunos países de la UE

El primer ministro británico, David Cameron | Fotos: Agencias

El primer ministro británico, David Cameron | Fotos: Agencias

El primer ministro quiere presentar sus ideas cuando renegocie la relación del Reino Unido con la UE antes del prometido referéndum que convocará hacia el año 2017

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro británico, David Cameron, quiere nuevas medidas contra la inmigración procedente de algunos países de la Unión Europea (UE), que incluyen restringir el acceso de extranjeros a los subsidios estatales y deportar a los que no busquen trabajo.

En un artículo publicado hoy en la página digital del diario "Financial Times" (FT), Cameron pide medidas para detener la "gran migración" e insiste en que es necesaria una reforma del bloque para recuperar "la confianza de la población", en referencia al creciente avance de formaciones como el Partido Independencia del Reino Unido (UKIP), que pide la salida del país de la UE.

Según el jefe del Gobierno, la población está "profundamente preocupada" por los niveles de inmigración de Bulgaria y Rumanía, que podrán acceder a los mercados laborales de la UE el 1 de enero.

Y de cara al posible acceso a la UE de países como Turquía, Cameron considera que es necesario poner en marcha nuevas medidas que permitan frenar el acceso de inmigrantes a los mercados laborales de la Unión a fin de evitar un gran flujo de migración.

Entre otras cosas, sugiere restringir el movimiento de los trabajadores cuyos países ingresen en la UE hasta que el Producto Interior Bruto (PIB) por persona del Estado que corresponda llegue a un nivel similar al promedio comunitario.

El primer ministro quiere presentar sus ideas cuando renegocie la relación del Reino Unido con la UE antes del prometido referéndum que convocará hacia el año 2017, pero siempre que su partido, el Conservador, gane las elecciones generales de 2015.

Cameron confía en que sus propuestas contarán con el apoyo de países como Alemania, Austria y Holanda.

Asimismo culpa al anterior Gobierno, formado por los laboristas, por no haber adoptado precauciones para frenar la gran entrada de ciudadanos de Europa del Este tras la ampliación de la UE en 2004.

En referencia a los casos de gitanos que viven en algunas ciudades británicas, el político conservador afirma que está dispuesto a tomar medidas para deportar a trabajadores europeos que duermen en las calles británicas y piden dinero a la gente, incluso impedirles el regreso al Reino Unido durante 12 meses.

Asimismo, quiere adoptar una normativa para restringir el acceso de extranjeros a los subsidios estatales británicos y deportar a los que no busquen trabajo.

La publicación del artículo en FT coincide con el temor del Reino Unido a verse desbordado por una hipotética llegada de miles de inmigrantes cuando finalice, el 1 de enero de 2014, la actual prohibición para que rumanos y búlgaros puedan trabajar en el Reino Unido.

Rumanía y Bulgaria ingresaron en la Unión Europea (UE) en 2007 pero se acordó que su población tendría restringido el acceso al mercado laboral del Reino Unido hasta el año próximo.