• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cameron: El comportamiento de Rusia es inaceptable y debe tener consecuencias

David Cameron | Reuters

David Cameron | Reuters

El primer ministro británico afirmó que si Rusia no cesa su comportamiento y toma más medidas, "eso sería todavía más inaceptable y requeriría todavía más consecuencias"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro británico, David Cameron, afirmó hoy que el comportamiento de Rusia "es inaceptable y debe tener consecuencias", que irían en aumento si Moscú no toma medidas de distensión, aunque abogó primero por forjar un diálogo directo entre Kiev y Moscú.

"Hoy hay tres cosas sobre la mesa: primero, tenemos que asegurarnos de que Ucrania y Rusia se sienten a hablar; segundo, demostrar en la Unión Europea (UE) que ayudaremos a los ucranianos y, en tercer lugar, enviar un claro mensaje al Gobierno ruso de que lo que ha pasado es inaceptable y que debe tener consecuencias", dijo Cameron a su llegada a la cumbre extraordinaria de líderes.

Afirmó que si Rusia no cesa su comportamiento y toma más medidas, "eso sería todavía más inaceptable y requeriría todavía más consecuencias".

Cameron se mostró esperanzado en que la cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, reunidos hoy de forma extraordinaria para abordar la crisis en Ucrania, se salde con un resultado "positivo".

Mientras, la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, afirmó que la UE debe "estar unida y hablar con una sola voz" ante lo que calificó de "actitudes impredecibles".

"Estamos ante el peligro de reescribir las fronteras de la posguerra, ése es la señal que nos envía Rusia y tenemos que entenderlo correctamente y actuar inmediatamente", agregó, al tiempo que advirtió de que "después de Ucrania vendrá Moldavia y después otros países".

Consideró que el comportamiento de Rusia "es una agresión abierta y brutal" y recordó que la semana pasada hubo ejercicios militares por parte de Moscú con armas tácticas "contra Polonia y Lituania", una demostración de que Rusia tiene un "comportamiento internacional impredecible".

El presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis, insistió en que hay que rebajar el nivel de las tensiones, en la misma línea en la que se pronunció el primer ministro griego, Antonis Samarás, quien subrayó que "hay una crisis que calmar y Europa debe demostrar su papel de moderador".

Al igual que Cameron, la canciller de Alemania, Angela Merkel abogó por analizar cómo iniciar el diálogo entre las partes, quizás en un grupo de coordinación o de contacto, pero advirtió de que no pueden pasar al orden del día, sobre todo cuando aún no se han producido esas conversaciones diplomáticas.

En paralelo a esos esfuerzos por fomentar un diálogo entre Ucrania y Rusia, los líderes abordarán hoy la posibilidad de imponer sanciones a Moscú.

"Vamos a hablar de sanciones, sanciones de diferente naturaleza. Si éstas tienen que ejecutarse, habrá que decidir una vez que se vea cuánto avanza el proceso diplomático", explicó Merkel, en referencia a la reunión ministerial que se celebra en Roma sobre Libia y a la que se prevé que asista el titular ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov.

Merkel respaldó el paquete de ayuda aprobado el miércoles por la Comisión Europea (CE) por valor de 11.000 millones de euros a fin de "ayudar a las personas que han luchado por la libertad y democracia y garantizar que sus aspiraciones se cumplan".

El presidente francés, François Hollande, señaló que la UE ofrecerá al Gobierno ucraniano el respaldo que necesita para emprender las reformas económicas y organizar las elecciones presidenciales.

Agregó que hoy "se va a hacer la presión más fuerte posible para que Rusia se implique en un proceso" para reducir la tensión, al tiempo que precisó que "esa presión incluye, por supuesto, el eventual recurso a las sanciones".

El objetivo de la presión será "abrir la vía del diálogo", que es lo que hicieron ya ayer en París, dijo Hollande en referencia a la reunión de ayer con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry y el ministro ruso de Exteriores.

Hollande afirmó que la UE debe hacer "una presión suficientemente fuerte" para disminuir la tensión, abrir la vía del diálogo y poder permitir por fin a Ucrania decidir su destino".

"Para ser eficaces, todos los europeos deben hablar de la misma manera, con la misma determinación y con los mismos objetivos", agregó Hollande, que señaló que si la UE "está unida podrá lograr una solución".