• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cameron: Intervención en Siria es respuesta al horrendo uso de armas químicas

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron / AFP

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron / AFP

El primer ministro británico considera que una intervención militar en Siria no supondría, a diferencia de Irak, "una invasión, ni tomar partido"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro británico, David Cameron, dijo hoy en el Parlamento que una intervención militar en Siria no supondría, a diferencia de Irak, "una invasión, ni tomar partido", sino una respuesta al "horrendo" uso de armas químicas.

Cameron se dirigió a los diputados al comienzo de una sesión parlamentaria de urgencia que votará, alrededor de las 21.00 GMT, sobre el "principio" de una intervención militar en respuesta a los supuestos ataques con armas químicas del régimen sirio, si bien los laboristas ya han anunciado que van a rechazarlo.

La Cámara de los Comunes, por exigencia del Partido Laborista, esperará el dictamen de los inspectores de la ONU desplegados en Siria para pronunciarse en una segunda votación, en fecha aún no determinada, sobre la intervención directa de Londres en el conflicto.

Al iniciar el debate, el "premier" conservador afirmó que un ataque con armas químicas es "un crimen contra la humanidad" y que la moción que hoy presentó busca obtener el "mayor consenso posible", tanto en la Cámara como entre los ciudadanos británicos.

"Hemos aprendido lecciones de conflictos anteriores, especialmente sobre la profunda preocupación que se produjo en este país a raíz de aquello que fue mal en 2003 en Irak", subrayó el jefe del Gobierno británico.

En su opinión, la diferencia entre la intervención en Irak y una eventual acción militar contra el régimen sirio reside en que "ahora no hay duda de que se han utilizado armas químicas. Nadie duda seriamente sobre eso", afirmó.

Cameron resaltó a ese respecto que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se opuso al ataque a Irak hace diez años, mientras que en esta ocasión "cree profundamente que se ha cruzado una importante línea roja y, en este caso, apoya la acción".

Lo mismo afirmó el primer ministro británico sobre la Liga Árabe, que en 2003 se oponía a las medidas militares y que ahora ha pedido al Consejo de Seguridad de la ONU que supere las diferencias entre sus miembros y apruebe medidas "disuasorias y necesarias" contra el régimen de Bachar al Asad.

El líder "tory" sostuvo ante los Comunes que el supuesto uso de armas químicas contra civiles requiere una "decidida respuesta humanitaria" por parte de la comunidad internacional.

Su moción busca que el Parlamento dé luz verde a una "acción militar que sea legal, proporcionada y centrada en salvar vidas gracias a la prevención del uso futuro de armas químicas en Siria".

La oposición laborista, por su parte, ya avanzó que votará en contra de una acción militar antes de conocer las conclusiones de los investigadores de la ONU sobre el terreno.

Sobre la legalidad de una eventual intervención, Downing Street divulgó hoy un informe que defiende que el ataque estaría justificado por razones humanitarias incluso sin el apoyo de la ONU.

Londres presentó ayer una resolución ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en Nueva York para tratar de obtener la aprobación del organismo internacional, si bien los vetos de Rusia y China podrían frenar la iniciativa.

Horas antes de que comenzara la sesión de urgencia en el Parlamento británico, el Gobierno divulgó un segundo informe elaborado por el comité parlamentario de Inteligencia que concluye que es "altamente probable" que el régimen de Bachar al Asad utilizara armas químicas contra civiles el pasado 21 de agosto.