• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cameron: Argentina debe respetar la voluntad de los habitantes de las Malvinas

El primer ministro británico, David Cameron / EFE

El primer ministro británico, David Cameron / EFE

El primer ministro británico subrayó que los isleños "no podrían haber sido más claros" en su voluntad de ser británicos, después de que el 99,8 % de los votantes dijo "sí" a continuar como territorio dependiente del Reino Unido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro británico, David Cameron, felicitó hoy a los malvinenses por el contundente apoyo a la soberanía del Reino Unido y pidió a Argentina que "respete" la voluntad de los habitantes de las islas.

En una jornada muy fría en Puerto Stanley, donde hoy cayeron copos de nieve a pesar de ser todavía verano, los malvinenses no ocultaron su alegría por el apoyo que han recibido de Londres.

En un mensaje televisado, Cameron subrayó que los isleños "no podrían haber sido más claros" en su voluntad de ser británicos, después de que el 99,8 % de los votantes dijo "sí" a continuar como territorio dependiente del Reino Unido y solo 3 votos fueron para el "no" en un referendo celebrado los días 10 y 11 de marzo.

Además de esta declaración, el primer ministro llamó hoy por teléfono a los ocho miembros de la Asamblea de las islas para felicitarles por el resultado de la consulta y la forma en que se desarrolló, dijo hoy a Efe la legisladora Jan Deek, que no podía esconder su alegría por el respaldo recibido de Cameron.

En su declaración, el primer ministro le pidió a Argentina que tome "buena nota del resultado", porque "los malvinenses no podrían haber sido más claros. Quieren seguir siendo británicos y ese punto de vista debería ser respetado".

"Las Malvinas pueden estar a muchos kilómetros (de Londres, 12.000 kilómetros), pero son británicas de la cabeza a los pies y así quieren seguir", puntualizó Cameron.

En su comunicación telefónica con los legisladores, Cameron les dijo que estaba "encantado con el resultado" de la consulta y confió en que otros países "tomen nota" del mensaje de los isleños, contó Cheek a Efe.

Para esta legisladora, si Argentina quiere hablar con el Reino Unido sobre las Malvinas debe "hablar con nosotros", en referencia a la negativa del Gobierno de Cristina Fernández a incluir a los isleños como una tercera parte en la disputa por este archipiélago.

Preguntada sobre si sabía cuáles fueron esos tres votos contrarios a la soberanía británica, Cheek admitió no tener idea y, con una sonrisa, admitió que prefería "no saberlo".

Los legisladores dejaron claro en una declaración ante la prensa en Puerto Stanley que no quieren "ser gobernados por Buenos Aires" y pidieron a Argentina que respete su decisión.

"Presidenta Fernández de Kirchner, le hemos enviado un mensaje: no tenemos ningún deseo de estar regidos por el Gobierno de Buenos Aires. Espero que ahora Usted pueda respetarlo", señalaron.

Según los legisladores, los malvinenses quieren que el mundo "escuche la voz de los isleños", en lugar de "mentiras" y "retórica", en referencia al reclamo argentino.

Los miembros de la Asamblea se comprometieron a apoyar una economía basada en la pesca, el turismo y la agricultura, así como a desarrollar una industria petrolera que respete el medioambiente.

La relación de los isleños con el Reino Unido es "moderna y está basada en el respeto mutuo y los valores democráticos", añadieron.

Aunque la consulta y los festejos han terminado, los isleños mantienen la bandera del Reino Unido y la de las islas Malvinas en sus casas, coches y en las tiendas.

El referendo fue convocado por el Gobierno local el año pasado en respuesta al reclamo argentino sobre la soberanía de las islas, por las que Argentina y el Reino Unido libraron una corta pero cruenta guerra en 1982, a raíz del desembarco de tropas del país sudamericano en el archipiélago.

La votación ha contado con la supervisión de 10 observadores independientes, que debieron verificar que el proceso electoral fuera justo y transparente, sin ninguna interferencia externa.

El Gobierno argentino, cuya relación con el Reino Unido atraviesa por un momento muy bajo, ha dejado claro que no aceptará este referendo, que considera ilegal.

La embajadora argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, lo calificó hoy de "totalmente irrelevante", "porque no contó ni con la aprobación ni con la supervisión de la ONU".

En declaraciones a medios argentinos, Castro dijo que es "un referéndum organizado por británicos para británicos, con el fin de que digan que el territorio tiene que ser británico".

La embajadora aseguró que Argentina "no intenta cambiar" la identidad y el modo de vida de los isleños. "Ellos son británicos y la ley británica los reconoce como tales, pero el territorio que habitan no lo es", dijo.