• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cameron cree que Afganistán no volverá a ser un refugio para el terrorismo

 El primer ministro británico, David Cameron, abandona el número 10 de Downing Street / EFE

El primer ministro británico, David Cameron / EFE

El primer ministro británico ofreció garantías de que la marcha gradual de aquí a 2014 de los soldados del Reino Unido y Estados Unidos no propiciará un resurgimiento de los talibanes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro británico, David Cameron, aseguró anoche en una visita a Afganistán que la retirada prevista de las tropas internacionales se hará evitando que el país vuelva a convertirse en "un refugio para el terrorismo".

Durante su estancia en la provincia de Helmand, para felicitar las navidades a las tropas británicas, Cameron ofreció garantías de que la marcha gradual de aquí a 2014 de los soldados del Reino Unido y Estados Unidos no propiciará un resurgimiento de los talibanes.

"Estamos convencidos de que podemos hacerlo asegurándonos de que Afganistán no vuelve a convertirse en un refugio para terroristas, que es precisamente por lo que vinimos a este país en 2001", manifestó.

La retirada de las tropas, prosiguió, se lleva a cabo porque la formación del Ejército afgano, al que se pretende traspasar el control de la seguridad, avanza "mejor de lo previsto".

No obstante, Cameron, que cantó villancicos y jugó al futbolín con los soldados británicos, admitió que Afganistán es aún un país "que presenta retos" pues los insurgentes "no han desaparecido", si bien ya no "dictan" la situación.

"Es un lugar mucho mejor que el que encontramos cuando vinimos aquí en 2001", en alusión a la invasión aliada que dirigió Estados Unidos, añadió.

El líder conservador, que hoy prosigue su visita al país centroasiático antes de regresar al Reino Unido, insistió en que la decisión de invadir hace once años "fue la correcta" ya que, indicó, ahora hay "muchas menos tramas terroristas que se originan en Afganistán".

El Gobierno británico anunció esta semana que el año próximo reducirá de 9.000 a 5.200 soldados su contingente en ese país, una disminución de 3.800 efectivos, con el fin de completar la retirada total en 2014.

Además, unos 500 soldados, de 9.500 que había inicialmente, vuelven a casa estas navidades.

Esta retirada es fruto de un acuerdo dentro de la OTAN sobre la premisa de que, para dentro de dos años, el Ejército afgano estará capacitado para asumir el control de la seguridad del país.

Se espera que para 2014 la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), a la que aportan soldados varios países de la Alianza Atlántica, pueda completar ese traspaso de competencias a las fuerzas locales.

Según los últimos datos oficiales, 438 soldados británicos han muerto en Afganistán desde la invasión de ese país en 2001.