• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

De la Calle afirma que las FARC deberán dejar las armas tras acuerdo de paz

Humberto de la Calle, jefe negociador del Ejecutivo / AP

Humberto de la Calle, jefe negociador del Ejecutivo / AP

El jefe del equipo de negociadores del gobierno de Juan Manuel Santos recordó además que la dejación de armas "es un concepto que aplica única y exclusivamente a los grupos armados al margen de la ley" 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El jefe de los negociadores del Gobierno de Colombia en los diálogos con las FARC, Humberto de la Calle, afirmó hoy que la dejación de armas por parte de la guerrilla cuando se llegue a un acuerdo definitivo "es un imperativo" para que no haya "una paz armada".

"Los colombianos pueden estar seguros de que las FARC no mantendrán sus armas si se llega a un acuerdo (de paz). La dejación es un imperativo que debe conducir a que no haya una paz armada", indicó De la Calle en una declaración divulgada al cerrarse este domingo el ciclo 30 de los diálogos.

De la Calle insistió en señalar que "una vez firmemos un acuerdo final, las FARC deberán iniciar el proceso de dejar de tener armas en su poder".

El jefe del equipo de negociadores del gobierno de Juan Manuel Santos recordó además que la dejación de armas "es un concepto que aplica única y exclusivamente a los grupos armados al margen de la ley" con lo cual el Estado, a través de la Fuerza Pública, "ostenta el monopolio legal de las armas y el uso legítimo de la fuerza".

"Por eso en ningún caso (el Estado) dejará las armas como resultado de la transición", recalcó.

De la Calle también resaltó el reconocimiento que hicieron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de la responsabilidad que "les cabe por todos y cada uno de sus actos de guerra así como de sus derivaciones" y calificó esa actitud como "un paso importante" aunque "no suficiente".

La semana pasada, las FARC admitieron que sus acciones han afectado a población civil a lo largo del conflicto colombiano a pesar de que no ha sido "blanco principal ni secundario" de esta guerrilla, y reiteraron que asumirán la responsabilidad que le concierne ante las víctimas.

En otra declaración posterior, la guerrilla negó haber cometido crímenes de lesa humanidad en los más de 50 años que dura el conflicto colombiano.

Los negociadores del gobierno y la guerrilla dieron por finalizado este domingo el ciclo 30 de sus conversaciones de paz tras escuchar en la mesa de negociación el testimonio del cuarto grupo de víctimas que ha acudido a La Habana para comparecer ante las partes.

El próximo ciclo de conversaciones empezará el 18 de noviembre y nueve días después, la mesa escuchará al quinto y último grupo de víctimas, con lo cual se habrá completado la participación de 60 víctimas en la mesa de diálogos entre el Gobierno colombiano y el grupo rebelde.