• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Atacantes de California se radicalizaron hace dos años

 Syed Rizwan Farook y su esposa, Tashfeen Malik | EFE

Syed Rizwan Farook y su esposa, Tashfeen Malik | EFE

El director del FBI describió a la pareja como un ejemplo de cómo extremistas violentos crecen en el país y aparentemente se radicalizan "en el lugar"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los dos atacantes de San Bernardino, California, fueron radicalizados hace por lo menos dos años, y habían hablado del yihad y del martirio desde el 2013, un año antes de contraer matrimonio, informó el miércoles el director del FBI James Comey.

Comey dijo al Comité Judicial del Senado que los investigadores creen que Syed Rizwan Farook y su esposa, Tashfeen Malik, fueron radicalizados incluso antes de iniciar su relación por internet y que Malik tenía puntos de vista extremistas antes de llegar el año pasado a Estados Unidos.

Le dijo al panel que ambos "desde finales del 2013 hablaban entre ellos del yihad y el martirio antes de comprometerse, casarse y de vivir en Estados Unidos".

La revelación implica que la radicalización de Malik ya había comenzado cuando solicitó su visa para entrar a Estados Unidos para contraer matrimonio y que el proceso de investigación del gobierno aparentemente no logró detectarlo. Comey agregó que no tenía suficiente conocimiento para decir si una falla en el proceso de visado le permitió la entrada a Estados Unidos.

Malik llegó a Estados Unidos en julio de 2014 proveniente de Pakistán después de que le aprobaran una visa K-1, o visa de prometida. Malik se casó con Farook al siguiente mes, quien nació en Chicago en 1987 y fue criado en el sur de California.

Funcionarios del FBI previamente habían dicho que la pareja había sido radicalizada "desde hace tiempo", pero la revelación del viernes fue el dato más específico de su relación y su avance hacia el extremismo.

Comey dijo que la pareja claramente fue inspirada por una organización terrorista extranjera, pero los investigadores no sabían si su noviazgo fue arreglado por dicho grupo o se desarrolló por sí sólo.

El director del FBI describió a la pareja como un ejemplo de cómo extremistas violentos crecen en el país y aparentemente se radicalizan "en el lugar", lo que es una diferencia entre el ataque a San Bernardino de la semana pasada y el de París el 13 de noviembre, que las autoridades sospechan que se planificó en Siria.

Aunque dijo que el gobierno no buscaba abordar el tema de la encriptación de datos en teléfonos, agregó que permanecen las preocupaciones de que criminales, terroristas y espías utilicen dicha tecnología para evitar ser detectados.

"Cada vez más, somos incapaces de ver lo que dicen, lo que les da una enorme ventaja", dijo.