• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Califican de "sectario" y "parcial" discurso de Al Asad sobre crisis en Siria

El presidente de Siria, Bachar Al Asad

El presidente de Siria, Bachar Al Asad

El presidente propuso el domingo un plan que fue rechazado tanto por las potencias occidentales como por la oposición

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El emisario internacional para Siria, Lakhdar Brahimi, calificó este miércoles de "sectario" y "parcial" el discurso del presidente sirio Bachar Al Asad, a dos días de un nuevo encuentro entre el enviado de la ONU y la Liga Árabe con representantes rusos y estadounidenses.

Al menos 48 iraníes retenidos por los rebeldes en Damasco fueron liberados en un canje en el cual el gobierno liberó a más de 2.000 personas detenidas por el régimen, lo que constituye el intercambio de prisioneros más importante desde que comenzó el conflicto en marzo de 2011.

En el terreno diplomático, Moscú anunció nuevas discusiones el viernes en Ginebra entre Brahimi y responsables rusos y estadounidenses.

Pero las posiciones de las dos grandes potencias sobre Siria son diametralmente opuestas, Washington reclama la partida de Al Asad mientras que Moscú respalda al régimen.

Estas nuevas conversaciones se producen luego de que Al Asad propusiera el domingo un plan —para poner fin a la crisis— en el que conserva el poder, lo que fue rechazado por las potencias occidentales así como por la oposición siria.

"Es la repetición de iniciativas anteriores que claramente no funcionaron (...). En 2012 hubo un nuevo Parlamento, una nueva Constitución, un nuevo gobierno. Y la situación no mejoró nada", estimó el emisario de la ONU y la Liga Árabe en declaraciones a la BBC.

"En Siria, como en otras partes, nuestros pueblos de la región reclaman un verdadero cambio, no un cambio cosmético (...) En particular, lo que la gente dice es que una familia que reina durante 40 años es un poco largo. Pienso que el presidente Al Asad podría tomar la iniciativa de responder a las aspiraciones de su pueblo, en vez de resistirse", dijo.

Brahimi hacía alusión al padre de Bachar Al Asad, Hafez Al Asad, que tomó el poder en 1970.

El diplomático argelino propuso recientemente un plan que prevé la formación de un gobierno de transición con plenos poderes y en el que no evocó qué sucedería con Al Asad. Este último hizo el domingo una propuesta en la que conserva todo el control durante una transición.

Para Rusia no obstante, las negociaciones internacionales deben "tener en cuenta ciertas ideas adelantadas" por Al Asad, mientras que Teherán, aliado de Damasco, dice que apoya este plan.

En un gesto sin precedente a favor de su aliado iraní, que también está aislado internacionalmente, Damasco anunció públicamente que procedió a un intercambio de prisioneros.

Los rebeldes aceptaron liberar a 48 iraníes, a cambio de la liberación de 2.135 personas por parte del régimen, entre ellas "figuras importantes", según Ahmed al Jativ, jefe del Consejo Militar del Ejército Sirio Libre (ESL) en Damasco.

Los rebeldes acusaban a los rehenes de ser miembros de los Guardianes de la Revolución, el ejército de élite del régimen iraní. Teherán los presentó en un primer momento como peregrinos, pero luego reconoció que había entre ellos Guardianes de la Revolución "retirados".

Serkan Nergis, portavoz de una ONG turca, la organización humanitaria islamista IHH que dice haber tenido el rol de mediador, precisó que cuatro turcos estaban entre los detenidos.

El conflicto bélico, que empezó como una revuelta contra el régimen, ya ha dejado más de 60.000 muertos, desde marzo de 2001, según la ONU.

Los rebeldes han logrado expulsar al ejército regular de varias zonas del este y el norte del país, pero las tropas leales a Al Asad siguen controlando un eje que va del sur a la costa oeste, pasando por Damasco.

Según una fuente militar habría 4.500 rebeldes en la región de Damasco, de los cuales 150 pertenecerían al Frente yihadista Al Nosra y estarían desplegados en Daraya.

En el noroeste del país, los yihadistas tomaron el control de una parte del aeropuerto militar de Taftanaz, que sitiaban desde hace semanas, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Un primer balance provisorio de esta ONG dio cuenta de 36 muertos el miércoles.