• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cae el comercio en China, síntoma de debilidad económica

Una inesperada debilidad de la demanda de importaciones de China podría alimentar los temores de que el crecimiento económico del primer trimestre | Foto: AP

Una inesperada debilidad de la demanda de importaciones de China podría alimentar los temores de que el crecimiento económico del primer trimestre | Foto: AP

El declive se intensifica desde mediados de 2014, alimentando la preocupación de que el crecimiento pueda pronunciarse demasiado y elevar el riesgo de perder empleos, algo peligroso en términos políticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El comercio de China se contrajo en marzo más de lo esperado, una señal más de debilidad en la segunda economía más grande del mundo. Las cifras incrementan las expectativas de que Beijing lanzará nuevos estímulos para apuntalar el crecimiento.

Datos de aduanas publicados el lunes mostraron que las exportaciones cayeron 15% en comparación con el año anterior, hasta 144 millardos de dólares, tras una contracción del 20,5% el mes anterior. Las importaciones se redujeron un 12,7% a 141 millardos de dólares.

Una inesperada debilidad de la demanda de importaciones de China podría alimentar los temores de que el crecimiento económico del primer trimestre, que está previsto se dé a conocer esta semana, pueda haber caído aún más tras bajar un 7,3% en el último trimestre de 2014.

El economista Brian Jackson, de IHS Global Insight, dijo que el "mal desempeño" del comercio aumenta las posibilidades de que Beijing pueda poner en marcha más ayudas a exportadores chinos tras el anuncio de descuentos a exportaciones en marzo.

La debilidad "no sólo representa volatilidad mensual, sino también mayor debilidad en el comercio internacional, lo que agrega incertidumbre a la recuperación económica", indicó en un reporte el economista de Citigroup, Minggao Shen.

La economía se ha enfriado constantemente mientras los líderes comunistas tratan de encaminar a China hacia un crecimiento más sustentable basado en el consumo interno y reducir la dependencia en comercio e inversión. El crecimiento anual del año pasado fue de 7,4%, el más bajo en dos décadas.

El declive se intensifica desde mediados de 2014, alimentando la preocupación de que el crecimiento pueda pronunciarse demasiado y elevar el riesgo de perder empleos, algo peligroso en términos políticos.

Para apuntalar el crecimiento, Beijing recortó las tasas de interés dos veces desde noviembre. El responsable de la economía en China, el ministro Li Keqiang dijo en marzo que el gobierno podría intervenir para estimular el crecimiento si el empleo se debilita demasiado.

También en marzo, el gobernador del banco central Zhou Xiaochuan dijo que el crecimiento económico ha caído "muy drásticamente". Agregó que la inflación ha bajado tanto que el país debe estar alerta a la posibilidad de deflación, o una caída generalizada y dañina en los precios.