• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

"Relación entre Colombia y Venezuela debe mantenerse en un clima de racionalidad"

 El nuevo embajador de Colombia, Luis Eladio Pérez, realizó ayer una visita a El Nacional, donde se reunió con Miguel Henrique Otero, Antonieta Jurado-Blanco, Elías Pino Iturrieta y Cenovia Casas | Foto: El Nacional

El nuevo embajador de Colombia, Luis Eladio Pérez, realizó ayer una visita a El Nacional, donde se reunió con Miguel Henrique Otero, Antonieta Jurado-Blanco, Elías Pino Iturrieta y Cenovia Casas | Foto: El Nacional

El representante de Bogotá abogó porque se concreten acuerdos que permitan una regulación del precio de la gasolina sin que se desangre a Venezuela pero que tampoco haga daño a Colombia. “Hay una deuda de Cadivi que superar”, recordó

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El nuevo embajador de Colombia en Venezuela, Luis Eladio Pérez, sostuvo que las relaciones entre ambas naciones están en un buen momento pero que aún pueden mejorar siempre y cuando prive la racionalidad. “Cuando las relaciones diplomáticas se manejan con grados de emotividad generan dificultades. Lo ideal es mantenerlas en un clima de racionalidad superando las diferencias ideológicas y políticas”, afirmó.

Comentó que ha habido momentos en los que no ha sido así, razón por la cual apostó por la convivencia como mecanismo para mitigar los problemas que afectan a ambas naciones y así optimizar las relaciones bilaterales.

Pérez llegó a Venezuela el 1o de octubre y presentó sus cartas credenciales al día siguiente. Fue designado en sustitución del embajador Carlos Cure, quien estuvo dos años en el cargo.

Problemas comunes. Pérez sostuvo que existen tantas ventajas como dificultades comunes para abordar los asuntos fronterizos, sobre todo, temas como el contrabando que “no sólo afecta a Venezuela sino a Colombia”. El diplomático hizo hincapié en el traspaso ilegal de gasolina de un país a otro. “Cómo no va a haber fuga de combustible venezolano hacia un territorio que está pasando una línea cuando aquí vale 1 y allá vale 1.000”, se preguntó y abogó por acuerdos que permitan regular el precio del combustible sin que se desangre a Venezuela pero que tampoco haga daño a Colombia.

Aseguró que el contrabando no se solucionará con medidas como las planteadas, por ejemplo, por algunos sectores en Táchira que proponen cerrar la frontera durante la noche. “Con eso lo que se hace  es elevar el costo de la corrupción. Hay que tomar medidas, preventivas y represivas en conjunto”, sugirió.

Pérez destacó que en la frontera común existen otros problemas como la minería ilegal, el tráfico de personas y narcóticos, la delincuencia y la presencia de grupos armados que afectan a un lado y al otro.

Deuda pendiente. “Hay una deuda de Cadivi que superar”, dijo Pérez quien comentó que el monto comprometido llegó, en un momento dado, a ser de más de 2 millardos de dólares que se han ido pagando, pero que aún quedan 330 millones por cancelar. “Saldada esa deuda de Cadivi, se recupera la confianza y la tranquilidad para empezar a trabajar sobre las nuevas propuestas (bonos de PDVSA) de pago que ha formulado el gobierno de Venezuela”.

No desestimó que las nuevas medidas de control cambiario del gobierno nacional, como el anuncio para la creación del Consejo de Comercio Exterior, tengan un impacto, por lo que abogó porque la discusión se centre en la creación de fórmulas efectivas que permitan que los productos que Venezuela importa de Colombia se paguen en dólares.

Acompañante significativo. Como fundamental calificó Pérez, la participación de Venezuela en el diálogo de paz entre el gobierno del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, en Cuba. “Venezuela es un aliado en la búsqueda de la paz en Colombia”, afirmó.

Consideró que las consecuencias de la vinculación entre la guerrilla y el narcotráfico son un problema común. “La cooperación ha comenzado a fluir muy bien. Venezuela ha colaborado con Colombia, ha deportado a muchos narcotraficantes y personas solicitadas por la Interpol”, manifestó.

La valoración sobre el relanzamiento de las relaciones entre Colombia y Venezuela fue positiva para el diplomático. “Para que funcione políticamente la relación lo que hay que hacer es recuperar los mercados y volver a tener confianza entre los dos países”,  concluyó.

Guerra al contrabando

La Policía de Colombia detuvo a 30 personas y se incautó cerca de 34.000 galones de combustible en diferentes operaciones efectuadas en las carreteras del país como parte de una "guerra al contrabando de hidrocarburos", informó EFE.

Las operaciones se llevaron a cabo en los departamentos de La Guajira, Cesar, Arauca y Norte de Santander, fronterizos con Venezuela; en el vecino Santander; en Nariño, limítrofe con Ecuador, y en Magdalena, en la costa atlántica, dijo en Bogotá el director de la Policía Fiscal y Aduanera, Gustavo Moreno Maldonado.

Según el general, "las zonas más críticas para el contrabando" de combustibles son La Guajira, donde se han detectado 192 pasos fronterizos ilegales usados por los traficantes, Norte de Santander y Nariño en su mayoría cerca de la ciudad fronteriza de Ipiales, mientras que Arauca el transporte ilegal se hace por el río del mismo nombre.

En algunas zonas fronterizas, auténticas "caravanas de la muerte" formadas por hasta 50 vehículos van por las carreteras ignorando los controles policiales, según el jefe policial, quien dijo que bandas criminales como la de Los Urabeños están detrás de este negocio.

Perfil

El ingeniero Luis Eladio Pérez Bonilla fue secuestrado en 2001 por las FARC. Se logró su liberación siete años después tras las gestiones del entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y la senadora de Colombia, Piedad Córdoba en 2008. Entonces, fue trasladado a Caracas donde tuvo la oportunidad de conocer a Nicolás Maduro, quien era canciller.