• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cadena perpetua para el capitán del ferri surcoreano hundido

El barco se hundió hace un año y medio/ Foto: AP

El barco se hundió hace un año y medio/ Foto: AP

La máxima instancia judicial surcoreana confirmó que Lee Joon-seok, de 70 años, es culpable de asesinato por no cumplir deliberadamente con sus responsabilidades como capitán durante el suceso acaecido el 16 de abril de 2014 en la costa suroriental del país, según la sentencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Tribunal Supremo de Corea del Sur confirmó hoy la sentencia de cadena perpetua para el capitán del ferri Sewol, cuyo hundimiento hace un año y medio causó 304 muertos, en su mayoría estudiantes de bachillerato, en una de las mayores tragedias de la historia del país.

La máxima instancia judicial surcoreana confirmó que Lee Joon-seok, de 70 años, es culpable de asesinato por no cumplir deliberadamente con sus responsabilidades como capitán durante el suceso acaecido el 16 de abril de 2014 en la costa suroriental del país, según la sentencia.

De este modo, el Tribunal Supremo desestimó las alegaciones presentadas por el capitán a la última sentencia publicada en abril por un juez del Alto Tribunal de Gwangju, al suroeste de Corea del Sur.

Según aquel fallo el capitán se mostró pasivo durante los momentos más cruciales, ya que no dio la orden de evacuación cuando debía haberlo hecho y tampoco realizó esfuerzos para rescatar a los pasajeros, por lo que "acabó prematuramente con la vida de los estudiantes", adujo entonces el juez.

El Tribunal Supremo ratificó hoy la versión de los hechos expuesta por la corte de Gwangju y añadió que el condenado "se mostró totalmente indiferente en cuanto a la seguridad de los pasajeros", en palabras del presidente del máximo organismo de justicia del país, Yang Seung-tae.

"Incluso después de escapar del barco, (el capitán) no proporcionó a la Guardia Costera información sobre la situación a bordo", expresó el presidente del Tribunal Supremo.

Varios familiares de los fallecidos en el naufragio estuvieron presentes en la sesión de hoy, en la que mostraron gestos de tristeza y dolor al escuchar de nuevo el relato de los hechos, según recogieron medios surcoreanos.

El fallo de hoy pone fin a un largo proceso judicial contra el capitán, que en un primer juicio en noviembre de 2014 fue condenado a 36 años de cárcel y en el segundo del pasado abril recibió la sentencia de cadena perpetua tras revisarse las apelaciones del acusado y los fiscales.

Al margen de la dura sentencia al capitán y condenas menores a algunos de los tripulantes, los tribunales han impuesto diversas penas a funcionarios y directivos de la naviera del buque para depurar responsabilidades en el caso, ya que se destaparon numerosas irregularidades que pudieron haber provocado el accidente.

Mientras, el buque Sewol permanece hundido en aguas al suroeste del país con todavía nueve cuerpos por recuperar, por lo que el Gobierno surcoreano contrató a una empresa china para reflotarlo en una compleja operación que se espera concluya a mediados del próximo año.