• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

CIDH pide a cancilleres que no la sometan a un estrangulamiento financiero

El principal punto de debate está ahora en la forma de financiar la Comisión y sus relatorías, y específicamente en la posibilidad de que se les atribuyan fondos con fines dirigidos a proyectos concretos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió hoy a los Estados de la OEA, cuyos cancilleres se reunirán mañana en Washington, que no la sometan a un "estrangulamiento financiero" que podría llevar al "cierre" de la Relatoría de Libertad de Expresión.

El presidente de la CIDH, el mexicano José de Jesús Orozco, dijo que a la Comisión le preocupa que en la Asamblea General extraordinaria de mañana en la Organización de Estados Americanos (OEA) se restrinja su capacidad de "acudir a donantes" externos al organismo y los Estados, como proponen Ecuador y otros países.

"Si se impide que la Comisión reciba estos apoyos, nos preocupa que se propicie el estrangulamiento financiero de la Comisión", dijo Orozco en una conferencia de prensa en Washington.

La CIDH aprobó el pasado lunes la reforma de su propio reglamento, que entrará en vigor el próximo 1 de agosto, y el borrador de resolución que se prevé que debatan los cancilleres mañana "toma nota" de ese documento, dando un respaldo explícito de los Estados a ese trabajo de la Comisión como órgano autónomo.

El principal punto de debate está ahora en la forma de financiar la Comisión y sus relatorías, y específicamente en la posibilidad de que se les atribuyan fondos con fines dirigidos a proyectos concretos, lo que rechazan Ecuador, Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

Ecuador defiende que la CIDH se financie únicamente por el presupuesto regular de la OEA y contribuciones voluntarias de los Estados miembros, lo que elimina la posibilidad de que busque fondos fuera de ese esquema, por ejemplo en la Unión Europea (UE), que financia hoy una buena parte de las actividades de la Comisión.

La relatora para la Libertad de Expresión de la CIDH, Catalina Botero, explicó hoy que "lo ideal sería que hubiera un fondo permanente, pleno y vigoroso que le permitiera a la Comisión cumplir todas sus responsabilidades de manera completa", pero como eso no es así el órgano de derechos humanos "tiene que salir a buscar fondos".

"Si a la Relatoría de la Libertad de Expresión no le permiten hoy, tal y como están las cosas, acceder a estos recursos, hay que cerrar esta oficina", que depende enteramente de contribuciones voluntarias al no formar parte del presupuesto regular de la OEA, dijo Botero.

Otra de las ideas que debatirán mañana los cancilleres es la de convertir a las otras siete relatorías de la CIDH en especiales, es decir, otorgarles el mismo rango que la de Libertad de Expresión y encargarlas a una persona a tiempo completo, en lugar de hacerlas depender de los comisionados como ocurre hoy.

En el borrador de resolución elaborado por varios embajadores de la OEA, que no obtuvo consenso en el Consejo Permanente pero que analizarán aún así los cancilleres, se indica que esa medida debe producirse "sobre la base de un financiamiento adecuado", es decir, siempre que los Estados miembros aumenten sus aportaciones.

Orozco hizo hoy un "llamado respetuoso y firme a los Estados para que garanticen recursos regulares consistentes con la magnitud del mandato de la Comisión de promover y proteger los derechos humanos en los 35 países miembros de la Organización".

Además, explicó que la Comisión "aspira a que con la Asamblea General Extraordinaria que tendrá lugar mañana, finalice el actual proceso" de reflexión sobre la función de la Comisión, que comenzó hace casi dos años, y "se inicie una nueva etapa, en la que podamos aplicar el nuevo marco legal aprobado esta semana".