• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

CIDH pide a Venezuela que "reconsidere" su salida de la Convención Americana

El único país de la OEA que hasta ahora había denunciado la Convención después de adherirse a ella fue Trinidad y Tobago, en 1998, después de una sentencia de la Corte sobre tres personas condenadas a muerte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidió este jueves a Venezuela que "reconsidere (...) antes de que surta efectos" su decisión de abandonar la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH), anunciada el pasado 10 de septiembre.

"Formulamos votos" para que Venezuela "reconsidere su decisión antes de que surta efectos la denuncia y sea consecuente con las nobles aspiraciones a las que hizo referencia su insigne hijo, Rómulo Gallegos", el primer presidente de la CIDH, señaló el titular del organismo, el mexicano José de Jesús Orozco.

Al inaugurar una reunión técnica sobre fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, que hasta mañana se celebra a puerta cerrada en México, Orozco dijo que la CIDH lamenta "profundamente" la decisión de Venezuela de salir de la CADH o Pacto de San José.

Esa medida es el primer paso para abandonar la jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) que, de no haber marcha atrás por parte venezolana, se concretará el 11 de septiembre de 2013.

Esto "implica que las violaciones de derechos humanos que tengan principio de ejecución a partir del 11 de septiembre de 2013 no serán objeto de escrutinio con base en los estándares de la Convención ni sujetas a la jurisdicción de la CorteIDH", explicó.

Orozco consideró preocupante que "una importantísima población" del continente americano recibiera "un mensaje de alejamiento del Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos".

Ello constituye "un acto diametralmente opuesto al espíritu de universalización que expresó el conjunto de Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) en su reciente Asamblea General de Cochabamba (Bolivia)", añadió.

El único país de la OEA que hasta ahora había denunciado la Convención después de adherirse a ella fue Trinidad y Tobago, en 1998, después de una sentencia de la Corte sobre tres personas condenadas a muerte.

En su intervención, la primera antes de comenzar los trabajos, Orozco recordó además que un venezolano, el político y literato Rómulo Gallegos (1884-1969), fue el primer presidente de la CIDH, de 1960 a 1963.

Si bien el organismo está en un proceso de "evolución", hay aspectos del Sistema Interamericano de Protección a los Derechos Humanos que es importante que permanezcan y otros que deben ser modificados para tener "las maneras más efectivas de fortalecer la institución", dijo.

"Cambiemos si tenemos que cambiar, pero antes de clausurar las páginas de nuestra historia no olvidemos que existen muchas de ellas en las que están escritos temas que aún no hemos resuelto" o "retrocesos que no deberíamos emprender", apuntó.

Creada en 1959 en la V Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de las Américas en Santiago de Chile, la CIDH es una agrupación internacional con facultades político-diplomáticas que forma parte de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Tiene capacidad para elaborar informes generales y temáticos sobre la situación de los derechos humanos en los países, así como otros especiales, y potestades casi judiciales al tramitar casos de peticiones individuales.

Además, en caso de violaciones a derechos humanos que estén sucediendo puede adoptar medidas interinas o cautelares de protección para evitar "daños irreparables" a determinadas personas.