• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

CIDH condena el asesinato del periodista Luis Carlos Cervantes en Colombia

La CIDH indicó que, según la información a la que ha tenido acceso, Cervantes iba como pasajero en una motocicleta cuando fue abordado por unos desconocidos que le dispararon varias veces

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy el asesinato del periodista Luis Carlos Cervantes, perpetrado el martes en el municipio de Tarazá (Antioquia, Colombia).

"La Relatoría Especial manifiesta su preocupación e insta a las autoridades colombianas a actuar de manera pronta y oportuna para esclarecer los motivos del crimen y poner en práctica todos los instrumentos jurídicos con los que cuenta para identificar y sancionar a los responsables", dijo la Comisión en un comunicado.

La CIDH indicó que, según la información a la que ha tenido acceso, Cervantes iba como pasajero en una motocicleta cuando fue abordado por unos desconocidos que le dispararon varias veces.

El periodista de la radio comunitaria Morena FM y corresponsal hasta 2013 del canal Teleantioquia Noticias, venía recibiendo amenazas de muerte desde 2010, al parecer por airear presuntos casos de corrupción en el gobierno local, según el comunicado.

Según los datos recibidos por la Comisión, las amenazas persistieron en el tiempo, y la última de ellas tuvo lugar el pasado 22 de julio, en la que le dieron dos horas para irse del municipio después de que el periodista presuntamente se hubiera negado a transmitir una información sobre bandas criminales en la emisora.

Debido a su situación, el Comité de Evaluación de Riesgo y Recomendación de Medidas (CERREM) de Colombia aprobó medidas de protección, las cuales fueron implementadas por la Unidad Nacional de Protección (UNP) desde junio de 2012 hasta el 24 de julio de 2014, según las mismas informaciones.

A este respecto, el 12 de agosto la UNP emitió un comunicado en el que señaló que la decisión de levantar el esquema de seguridad se tomó el 5 de junio de 2014 en virtud de que "la información en poder del Estado indicaba que no habría un nexo causal entre las amenazas y el trabajo periodístico".

Entre otras razones, aludieron que Cervantes ya no ejercía el periodismo desde hacía más de un año, ya que su trabajo en la emisora consistía en ser programador musical.

"Para la Relatoría Especial es fundamental que el Estado esclarezca la causa de este crimen, identifique, procese y sancione a los responsables, y adopte medidas de reparación justas para los familiares de la víctima", insistió la Comisión.

Asimismo, la Relatoría subrayó "la necesidad de crear cuerpos y protocolos especiales de investigación, así como de fortalecer los importantes mecanismos de protección existentes, destinados a garantizar la integridad de quienes se encuentran amenazados por su actividad periodística".