• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

CEPS negó vinculación económica con Podemos

Monedero debe explicar destino de los fondos recibidos en América Latina | Foto Cortesía Noticiero Digital

Monedero debe explicar destino de los fondos recibidos en América Latina | Foto Cortesía Noticiero Digital

 Los analistas explican que no hubo delito en solicitar las asesorías del dirigente político, pero que el problema radica en que los fondos no han sido justificados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La organización política Centro de Estudios Políticos y Sociales ha sido relacionada a los líderes del partido Podemos, quienes recibieron grandes sumas de dinero en los últimos años por asesorías a Venezuela, de acuerdo con el diario ABC.

Frente a esto, el gobierno de Venezuela y Podemos guardan silencio. El primero optó, según medios internacionales, por presionar a las empresas españolas para que ayuden a que no difundan información sobre el tema y no se perjudique la imagen del país. Mientras que el partido español negó ayer la participación del número tres de Podemos, Juan Carlos Monedero, en la campaña electoral, a la espera de sus explicaciones sobre los fondos que percibió en Latinoamérica.

“Aparentemente los pagos que se les hicieron a Monedero y a Iglesias iban más allá de una simple asesoría y eran precisamente el dinero para hacer surgir el partido”, dice el especialista Héctor Quintero.

Podemos fue creado en 2014 y el CEPS, según su portal, en el año 2000 y según la Red Europea de Información, en 1993. El centro negó su vinculación económica con el partido aunque es uno de sus 300 colaboradores.

El experto concuerda con el internacionalista Sadio Garavini en que no es delito pagar por asesorías extranjeras. Garavini asegura que el problema es que las asesorías y sus fondos sean justificados.

Quintero afirma que en estas ayudas se suelen sustentar temas y fondos, pero el gobierno venezolano nunca reportó la información. “A veces esas colaboraciones se hacen a través de la partida secreta que tiene Miraflores, pero habría que ver de dónde sacaron esos fondos”, dice el experto. El CEPS recibió en 2010 unos 264.000 euros del Ministerio de la Presidencia, de acuerdo con ABC.

Para el internacionalista Sadio Garavini, la legalidad en las transacciones es un problema de España y no de Venezuela, pues Monedero habría evadido impuestos. Mientras que en Venezuela “lo que interesa es cómo el chavismo financió estas organizaciones y a personas que luego fundaron Podemos, cuando aquí se ha estado pasando tanta necesidad”. Asegura que cuando Chávez contrató sus servicios posiblemente no sabía que el partido pudiera tener relevancia en algún momento y que “puede ser que después de su surgimiento aquí se voltearan para crear un vínculo político”. 

Garavini agrega que España debe poner énfasis en qué consecuencias han tenido para Venezuela las ideas de los miembros de Podemos, con miras a las elecciones españolas de este año.

Empresas bajo presión
La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, pidió el martes al ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García Margallo, que no rinda “pleitesía” a los medios que en su opinión buscan “doblegar” a Venezuela. 

Las declaraciones las dio luego de que el gobierno de Venezuela presionara, según medios internacionales, a empresas españolas con sede en el país para que intercedan en las publicaciones de medios españoles. 

“Le sugiero, canciller, que dé una mirada por esos asuntos en lugar de rendir pleitesía a la tiranía mediática que pretende doblegarnos”, agregó.

“La libertad de opinión y de prensa son dos principios irrenunciables”, había afirmado Margallo.