• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La CELAC celebra el "momento histórico" entre EE UU y Cuba

"Felicitamos a Cuba y Estados Unidos por su contribución en la construcción de una región de paz y diálogo, que permita avanzar hacia nuevos espacios de entendimiento en el hemisferio", cita el boletín

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) celebró hoy el momento histórico que significa la normalización de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.

La CELAC, cuya presidencia pro témpore ejerce Costa Rica, indicó hoy en un comunicado de prensa que la decisión tomada por ambos países constituye un "paso positivo" para la completa normalización de las relaciones y un "momento histórico" para el hemisferio.

"Felicitamos a Cuba y Estados Unidos por su contribución en la construcción de una región de paz y diálogo, que permita avanzar hacia nuevos espacios de entendimiento en el hemisferio", cita el boletín.

La CELAC expresó que espera que esta sea una "señal inequívoca del anhelado fin del bloqueo económico, comercial y financiero que ha afectado a Cuba y su pueblo por décadas".

La Comunidad añadió que celebra la liberación mutua de presos que cumplían condenas en cárceles de Cuba y EE.UU. como medida humanitaria que "contribuye a generar un clima de confianza".

"Confiamos en que este anuncio contribuirá a fortalecer el diálogo político regional y a renovar la cooperación hemisférica en beneficio de nuestros pueblos", cita la CELAC.

Además, expresó la complacencia por la determinación de Cuba y de Estados Unidos de abrir embajadas en ambos países.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, anunció este miércoles un cambio histórico en las relaciones con Cuba porque, a su juicio, la política actual "ha fracasado durante décadas" y pidió un debate "honesto" en el Congreso sobre el fin del embargo impuesto a la isla en los años 60.

Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, hablaron el martes por teléfono para cerrar el acuerdo, tras un proceso negociador en el que desempeñó un papel importante el papa Francisco y que incluyó reuniones secretas durante varios meses de delegaciones de ambos países, en su mayoría celebradas en Canadá. EFE