• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La CE declara que es "perfectamente legal" que Eslovaquia venda gas a Ucrania

El año pasado Ucrania ya recibió 2.000 millones de metros cúbicos de gas de Polonia y Hungría y que esa cantidad también se podría aumentar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Comisión Europea (CE) declaró hoy que es "perfectamente legal" que Eslovaquia venda parte del gas que recibe de Rusia a Ucrania, tras el corte del suministro a Kiev por parte de Moscú, y recordó que técnicamente esta opción será viable a partir de otoño próximo.

"El flujo inverso desde Eslovaquia hacia Ucrania es perfectamente legal", afirmó la portavoz comunitaria de Energía, Sabine Berger, en la rueda de prensa diaria de la Comisión.

"En la actualidad es posible para Ucrania comprar gas de Hungría y Polonia, y a partir de otoño también podrá recibirlo de Eslovaquia", continuó.

Berger destacó que, según el acuerdo firmado recientemente entre Eslovaquia y Ucrania para activar el llamado "flujo inverso", que permite que el gas circule por el gasoducto en ambas direcciones, Kiev podría recibir de Bratislava 8.000 millones de metros cúbicos de carburante, que podrían incrementarse más adelante.

La portavoz también precisó que el año pasado Ucrania ya recibió 2.000 millones de metros cúbicos de gas de Polonia y Hungría y que esa cantidad también se podría aumentar.

Sin embargo, estas decisiones, así como el precio que se imponga por este gas a Ucrania es algo que deberán decidir las compañías gasísticas implicadas, puesto que la CE solo desempeña el papel de mediadora en este tipo de acuerdos.

Ucrania necesita para suministro propio 50.000 millones de metros cúbicos de gas al año, de los que 30.000 millones proceden de Rusia y otros 20.000 millones son de producción propia.

El Ejecutivo comunitario alerta de que para asegurar el flujo de gas hacia la UE en invierno, las reservas ucranianas de gas deberían contar con entre 18.000 y 20.000 millones de metros cúbicos de gas acumulados antes de finales del verano.

Bruselas asegura que "tiene garantías" de que el Gobierno de Kiev no tomará gas de los volúmenes destinados a la UE (185 millones de metros cúbicos diarios) y que aún llegan a su territorio desde Rusia tras la interrupción del flujo destinado a Ucrania misma.

"Esperamos que Ucrania respete sus compromisos de tránsito, lo mismo que esperamos que Rusia respete sus compromisos de suministro", afirmó Berger al ser preguntada por la posibilidad de que se repita una situación parecida a la de 2009.

En ese momento, otra crisis comercial por el gas entre Rusia y Ucrania llegó a afectar a varios Estados comunitarios en pleno invierno, y Moscú acusó a Kiev de quedarse con parte del gas que bombeada con destino a la UE.

La UE importa de Rusia la mayor parte del gas que consume (39 %), y de esa cantidad la mayor parte le llega a través de Ucrania.

Rusia cumplió este lunes con sus amenazas de cortar el flujo de gas a Ucrania porque Kiev no ha accedido a pagar antes de esta fecha los 1.950 millones de dólares que Moscú le reclamaba por el gas ruso recibido en noviembre y diciembre de 2013 y parte del de abril y mayo de este año.

Ucrania pedía que se le aplicase un precio de 268,5 dólares por mil metros cúbicos del hidrocarburo, que es lo que Rusia le cobraba hasta diciembre pasado, pero Moscú elevó la factura hasta los 485 dólares tras la caída del Gobierno de Víktor Yanukóvich y el acercamiento del país a la UE.

Kiev y Moscú han recurrido al Tribunal de Arbitraje de Estocolmo para resolver su disputa.

Rusia reclama en total el pago de 4.500 millones de dólares por impagos, mientras que Ucrania exige la devolución de 6.000 millones de dólares por facturación abusiva.