• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bruselas plantea acoger a otros 120.000 refugiados

Miles de refugiados que huyen de la guerra piden ayuda en Budapest, Hungría | Foto EFE

Miles de refugiados que huyen de la guerra piden ayuda en Budapest, Hungría | Foto EFE

El primer ministro de Hungría, Víktor Orbán, dijo que la solución es reforzar las fronteras y que no quiere musulmanes en su país 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Bruselas planteó acoger a otros 120.000 refugiados, mientras Alemania y Francia apostaron por un sistema “obligatorio y permanente” en respuesta a la crisis de miles de personas que llegan a Europa.

La imagen de un niño ahogado en una playa turca, convertida en símbolo de la tragedia de los refugiados sirios, fue una referencia constante para quienes reclaman a los líderes europeos que reaccionen al mayor éxodo que vive el continente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

La canciller alemana, Ángela Merkel, dijo que su gobierno califica el sistema de justo y el presidente de Francia, François Hollande, lo llamó moral, pero muchas de las naciones con fuertes flujos de inmigración lo rechazan.

Más de 350.000 inmigrantes y refugiados han llegado en lo que va de año a la Unión Europea, la mayoría a Italia y a Grecia, desde donde siguen camino a Hungría para continuar viaje hacia países más ricos de la Unión Europea.

La Comisión Europea propuso que los Estados miembros se repartan a 120.000 asilados de los que se encuentran en Hungría, Grecia e Italia, el triple de los que planteó en mayo en un esquema que resultó polémico.

La iniciativa quiere contentar entre otros a Hungría, uno de los más afectados por la crisis migratoria y que ha reaccionado con medidas controvertidas, como la construcción de una valla o penas de cárcel contra los indocumentados.

El primer ministro de Hungría, Víktor Orbán, cree que la respuesta a la crisis migratoria es reforzar las fronteras, y añadió: “Todos los países tienen derecho de tener un gran número de musulmanes si quieren. Si quieren vivir con ellos, pueden, pero nosotros no queremos”.