• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Broma sobre disparos en casa de Lil Wayne genera movilización policial

La policía anunció que iniciará una investigación para determinar al autor de la llamada que "provocó pérdidas de recursos por culpa de una broma que tuvimos que tratar con total seriedad" | Foto: AFP

La policía anunció que iniciará una investigación para determinar al autor de la llamada que "provocó pérdidas de recursos por culpa de una broma que tuvimos que tratar con total seriedad" | Foto: AFP

Durante el impresionante despliegue policial, que atrajo a gran número de periodistas y televisoras que transmitieron en vivo, el sello disquero de Lil Wayne afirmó que el rapero no se encontraba en la casa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una enorme fuerza policial se movilizó este miércoles tras una denuncia de que cuatro personas habían recibido disparos en la mansión del conocido rapero Lil Wayne en Miami Beach, pero el hecho resultó ser una broma pesada.

"Podemos decir con certeza que se trató de un engaño", dijo a periodistas el portavoz de la Policía de Miami Beach, Ernesto Rodríguez. "Pero no es motivo de risa", aseveró.

Numerosas patrullas de policía y equipos del SWAT se presentaron en la enorme residencia al borde del mar, ubicada en una exclusiva y pequeña isla en Miami Beach (Florida, sureste de EE UU).

La policía de Miami Beach había recibido una llamada anónima de una persona que afirmó que había disparado contra cuatro personas en la residencia y solicitaba ayuda.

Durante el impresionante despliegue policial, que atrajo a gran número de periodistas y televisoras que transmitieron en vivo, el sello disquero de Lil Wayne afirmó que el rapero no se encontraba en la casa.

"Wayne está bien. No estaba en casa cuando sucedieron los presuntos hechos", indicó el sello Young Money en su cuenta de Twitter.

"Llamada de broma, man", escribió posteriormente Lil Wayne en Twitter, en su primera reacción a los hechos ocurridos en su opulenta casa.

La policía mantuvo varias horas cercada la isla, hasta tanto pudo revisar por completo la residencia de ocho habitaciones y determinar que efectivamente no hubo víctimas.

"Desafortunadamente parece que se trató de una llamada 'swatting'. No hubo ni víctimas ni heridos", indicó la policía de Miami Beach en Twitter.

El "swatting" es una modalidad en la que personas hacen llamadas anónimas denunciando graves hechos en casas de personas famosas, generando masiva movilización policial.

La policía anunció que iniciará una investigación para determinar al autor de la llamada que "provocó pérdidas de recursos por culpa de una broma que tuvimos que tratar con total seriedad".