• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Brasileños marcharon por la legalización de la marihuana

Joven fumando marihuana / BBC Mundo

Joven fumando marihuana / BBC Mundo

"¡Legaliza, Dilma!", era el mensaje de varios carteles con que los manifestantes exhortaban a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, a despenalizar el consumo de marihuana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con tambores, pancartas y varias consignas a favor de la libertad, un millar de manifestantes marchó este sábado por el centro de Sao Paulo pidiendo la legalización de la marihuana en un país donde su uso está penalizado.

"¡Legaliza, Dilma!", era el mensaje de varios carteles con que los manifestantes exhortaban a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, a despenalizar el consumo de marihuana.

"Menos hipocresía, más libertad", rezaban otras pancartas.

Los manifestantes, sobre todo jóvenes, se congregaron en el Museo de Arte de Sao Paulo y desde ahí marcharon por la emblemática avenida Paulista en dirección al centro de la ciudad, al ritmo de batucadas.

Según la policía militar, que escoltó a los caminantes, un millar de personas participó en la marcha.

"Brasil está muy atrasado. En muchos países el uso de la marihuana está permitido, pero acá tenemos esta política reaccionaria. Hoy queremos decir que las drogas no matan, lo que mata es la guerra contra las drogas", comentó a la AFP Carol Ribeiro, una de las organizadoras de la marcha.

Considerado el mayor consumidor mundial de crack, un adictivo residuo de la cocaína de bajo costo, Brasil cuenta desde 2006 con una ley antidrogas calificada de ambigua por organizaciones y expertos.

La norma deja a criterio de la policía establecer quién es traficante y quién únicamente consumidor de drogas, ya que no establece una dosis máxima para el consumo individual.

El porte de drogas puede ser penalizado con cárcel.

Y en el Congreso, además, podría comenzar a discutirse un proyecto que aumenta las penas.

Con 194 millones de habitantes, se estima que en Brasil hay un millón de consumidores de crack, según cifras de la Policía Federal y de la Universidad Federal de Sao Paulo.

Incluso, ciudades como Rio de Janeiro y Sao Paulo han puesto en marcha una política de reclusión obligatoria de adictos, especialmente del crack.

Brasil no es un productor de drogas y la mayor parte de la marihuana que se consume en el país procede de Paraguay, mientras que la cocaína ingresa desde Bolivia, según autoridades.