• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Brasil despide a agente secreto sospechoso de dar información a la CIA

Los coletazos del caso Snowden se han interpuesto en la relación entre Rousseff y Obama | AP

Los coletazos del caso Snowden se han interpuesto en la relación entre Rousseff y Obama | AP

El funcionario de la CIA, cuyo nombre se mantuvo en reserva, tenía un puesto diplomático y trabajaba en la embajada de Estados Unidos en Brasilia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Brasil despidió a un agente secreto sospechoso de entregar información a la Agencia Central de Inteligencia de EE UU (CIA), informó este domingo el diario brasileño O Estado de Sao Paulo.

La revelación se produce en medio de las denuncias periodísticas sobre el espionaje practicado por Estados Unidos a autoridades, empresarios y ciudadanos brasileños.

De acuerdo con O Estado, el agente brasileño entregó a un colega de la CIA, a mediados de 2012, información referida a la labor que realizaba en la triple frontera Brasil-Argentina-Paraguay, considerada por los Estados Unidos como un lugar por donde ingresan recursos para grupos radicales de Oriente Medio.

El funcionario de la CIA, cuyo nombre se mantuvo en reserva, tenía un puesto diplomático y trabajaba en la embajada de Estados Unidos en Brasilia.

Según el periódico, la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin) teme que su exagente haya proporcionado a la CIA una lista con informantes infiltrados en la importante comunidad árabe radicada en esa zona.

El agente brasileño, cuya identidad tampoco se reveló, fue detectado accediendo a información reservada que no tenía necesidad de conocer, cuenta el diario citando fuentes de inteligencia.

Luego, en una maniobra de contrainteligencia, fue seguido y captado almorzando con el agente de la CIA. La conversación entre ambos fue grabada.

El brasileño asistió a un segundo encuentro que ambos tenían programado, pero el estadounidense no se presentó, ya que fue súbitamente removido del cargo y abandonó el país en agosto de 2012.

Fuentes de inteligencia citadas por O Estado dicen que el agente de la CIA debió darse cuenta que fue descubierto, y dejó Brasil para evitar problemas diplomáticos.

En reserva, el Gobierno brasileño pidió explicaciones a EE UU, señaló el matutino. En tanto, para eludir un escándalo, le recomendó al agente brasileño que pidiera su baja, lo que ocurrió a fines del año pasado.

Según documentos entregados por el exasesor de inteligencia estadounidense Edward Snowden, y difundidos en los últimos meses por la prensa brasileña, la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos(NSA) intervino las comunicaciones de la presidenta Dilma Rousseff, de sus colaboradores más cercanos, de la gigante petrolera estatal Petrobras y de millones de ciudadanos del país.

Rousseff condenó el espionaje ante la Asamblea General de la ONU y suspendió una visita de Estado a Washington programada para este mes de octubre.

El presidente de EE UU, Barack Obama, dice algo a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, el pasado 6 de septiembre en San Petersburgo, durante una cumbre del G20.