• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Brasil prohibió la pesca en sus aguas del tiburón oceánico

La medida prohíbe tanto la pesca como la retención a bordo, el transbordo, desembarque, almacenamiento, transporte y comercialización del tiburón oceánico (Carcharhinus longimanus) en aguas jurisdiccionales brasileñas y en todo el territorio nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno brasileño decidió anticiparse a una medida que discuten esta semana los países miembros de la Convención sobre el Comercio Internacional de Flora y Fauna (CITES) y prohibió hoy la pesca en sus aguas jurisdiccionales del tiburón oceánico o de puntas blancas.

La veda fue reglamentada en una Instrucción Normativa divulgada hoy por el Ministerio de Medio Ambiente y establece que los pescadores deben devolver al mar todos los tiburones de esta especie que capturen, aunque sea de forma accidental, así ya estén muertos.

La medida prohíbe tanto la pesca como la retención a bordo, el transbordo, desembarque, almacenamiento, transporte y comercialización del tiburón oceánico (Carcharhinus longimanus) en aguas jurisdiccionales brasileñas y en todo el territorio nacional.

Los ejemplares capturados de forma accidental tendrán que ser "obligatoriamente devueltos al mar, vivos o muertos", según la norma publicada este miércoles del Diario Oficial de la Unión.

El Ministerio también ordenó que las embarcaciones anoten en sus diarios de bordo las capturas y devoluciones al mar de tiburones oceánicos.

La instrucción sólo establece como excepción la pesca de la especie para estudios científicos debidamente autorizados.

Según la medida, además de las sanciones ya previstas por la ley para la pesca de especies protegidas, las embarcaciones que capturen tiburones oceánicos perderán su respectiva autorización, licencia o permiso para pescar en Brasil.

El Gobierno brasileño intentaba desde hacía varios años incluir al tiburón de puntas blancas entre las especies protegidas pero enfrentaba la resistencia del sector pesquero debido a que la especie es una de las más comunes y más demandadas por el valor comercial de sus aletas.

La medida coincidió con la reunión de los países miembros del CITES que comenzó en Tailandia hace una semana y en la que Brasil defiende la inclusión de varias especies de mantarrayas y de tiburones, incluyendo la oceánica, entre las protegidas.

Para la sesión de mañana del CITES está prevista la votación para ratificar la inclusión del tiburón oceánico en el Apéndice 2 de la Convención, que regula el comercio de especies aún no consideradas en extinción.

Pero también se prevé que Japón pida una nueva votación para la propuesta de protección, presentada inicialmente por Colombia, respaldada por la mayoría de países latinoamericanos y aprobada en un comité preparatorio con el mínimo de votos necesario.

En la anterior cumbre de la CITES, hace tres años en Doha, la propuesta para proteger el tiburón oceánico fue aprobada por el comité preparatorio pero derrotada en la plenaria, en votación también reclamada por Japón.

Brasil ya había anunciado en diciembre pasado una medida para reglamentar la pesca de los tiburones en el país con el fin de impedir métodos crueles utilizados por algunos pescadores que le cortan la aleta al animal y lo devuelven al mar vivo pero mutilado.

La medida prevé sanciones para los pescadores que desembarquen sólo con las aletas de los tiburones o sin el cuerpo entero.