• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Brasil pide respeto a la institucionalidad de Egipto

Dilma Rousseff durante reunión con sindicatos

El gobierno de Dilma Rousseff pidió que se respetara la constitución en Egipto

Uno de los primeros gobiernos del mundo que se ha pronunciado frente al golpe de estado en Egipto fue Brasil, que manifestó su "preocupación por la grave situación, donde la constitución fue suspendida"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno brasileño expresó hoy su preocupación por la "grave" situación en Egipto y pidió respeto a la institucionalidad, después de que hoy las Fuerzas Armadas de ese país derrocaran al presidente Mohamed Mursi y suspendieran la Constitución.

En un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Gobierno brasileño expresó que "acompaña con preocupación la grave situación en Egipto, donde la Constitución acaba de ser suspendida y el presidente democráticamente electo destituido, según comunicaron las Fuerzas Armadas".

"Al insistir en la búsqueda de soluciones para los desafíos que serán enfrentados por la población egipcia y en respeto a la institucionalidad, Brasil insta al diálogo y a la conciliación", agregó la nota de la Cancillería.

Para Brasil, el diálogo y la conciliación permitirán que "las justas aspiraciones de la población egipcia por libertad, democracia y prosperidad pueden ser alcanzadas sin violencia y con la plena vigencia de la orden democrática".

El pasado mayo Mursi visitó Brasil, donde se reunió con la jefa de Estado, Dilma Rousseff, en lo que fue su primer viaje aun país de América Latina.

En un discurso a la nación, el jefe del Ejército egipcio, Abdel Fatah al Sisi, argumentó hoy que Mursi "no respondió a las demandas del pueblo" después del ultimátum de 48 horas que le habían dado los militares para que recondujera su política, que había generado un clima de fuerte división social.

En sustitución de Mursi, quien apenas llevaba un año en el poder, fue designado como mandatario interino el presidente del Tribunal Constitucional Supremo, Adli Mansur, quien deberá convocar y supervisar las próximas elecciones presidenciales.

En su primera reacción al anuncio, Mursi llamó a los altos mandos militares y a los soldados a que cumplan con la Constitución y no respondan a este "golpe de Estado", y afirmó que sigue siendo el presidente de Egipto.