• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Brasil: inversión y planificación para enfrentar a “El Niño”

Brasil invertirá en ampliar su sistema eléctrico hasta 2018 / Archivo

Brasil invertirá en ampliar su sistema eléctrico hasta 2018 / Archivo

El gobierno brasileño, que ha sufrido una fuerte sequía desde 2014, ha desarrollado proyectos para ampliar el sistema eléctrico del país y solventar el problema del agua en las zonas más afectadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como todos los países de la región, Brasil no se escapó de los efectos colaterales que se producen producto del fenómeno de “El Niño”.

A pesar de que este electo climatológico afecta de diferentes formas a la región (sequía extrema o lluvias abundantes), la vasta extensión de la nación brasileña tiene un poco de todos los males.

Desde 2014, la ola de calor se ha convertido en uno de los principales problemas de Brasil. En el estado de Sao Paulo, el más poblado de la región, al menos seis millones de personas se vieron afectadas debido a la falta del suministro de agua.

Como Brasil es un país que depende en más de 70% de la energía hidroeléctrica, la falta de electricidad también se empezó a convertir en un problema.

Ya para 2015, Brasil se convirtió por primera vez entre los países con la renta de luz más alta, tanto para el sector familiar y el industrial, de la región al cobrar un equivalente de 128 dólares por megavatios consumidos cada hora.

Según la prensa de ese país, la medida tuvo que ser tomada por las autoridades debido a que formaba parte de un plan de ajuste fiscal que introdujo el gobierno de ese país.

Sin embargo, a pesar de todos estos problemas el gobierno de Brasil ha sabido llevar la crisis.




Bombardear al cielo

Para poder solventar el problema de la falta de lluvias, las autoridades brasileñas recurrieron a la tecnología para llenar las represas y poder disponer de agua y energía suficiente.

La empresa brasileña Modclima, por encargo de la Compañía de Saneamiento Básico del Estado de Sao Paulo, aplicaron el método de “bombardeo de las nubes”, que consiste en un método químico que busca alterar el clima al provocar lluvias de forma artificial. Este mismo procedimiento se realizó en Venezuela en 2010, para buscar precipitaciones en el embalse de Guri.

Este proceso se encargó de generar lluvias y ya se ha logrado la caída de aproximadamente 11.500 millones de litros de agua en las represas, equivalentes al 1,2% de la capacidad total.

Inversión en electricidad

Después del aumento de las tarifas de luz, la presidenta Dilma Rousseff lanzó a medios de 2015 el Programa de Inversión en Energía Eléctrica que, con una inversión de más de 53 millardos de dólares, buscará la expansión del sistema de generación eléctrica y la transmisión en el país.

“Aumentaron (las tarifas) justamente porque frente a la falta de energía tuvimos que usar las termoeléctrica y por eso pagar mucho más de lo que pagamos si hubiese apenas energía eléctrica en nuestro sistema”, declaró la mandataria en una alocución pública en Brasil en agosto del año pasado.

Esta medida fue tomada a raíz de la caída de la popularidad de la mandataria brasileña debido a que la falta de lluvias amenazaba a las centrales que brindan el 70% de la electricidad.

En el plan de gobierno se buscará invertir hasta 2018 cerca de 33 millardos de dólares para generación de energía y $20 millardos para líneas de transmisión.

Esta inversión buscará aportar al sistema eléctrico brasileño entre 25,000 MW y 31,500 MW, más de la capacidad que puede generar toda la electricidad en Venezuela (24.000 MW).

“No se puede comparar con tamaño, pero si con inversión”

El consultor eléctrico José Aguilar afirmó que no se puede comparar a Brasil con Venezuela en términos de tamaño, aunque si se puede comparar con la inversión para ampliar el sector eléctrico que el gobierno brasileño hizo para solventar la crisis.

“Brasil es muy grande. Es como seis veces el área de Venezuela. Si se presentan fallas el sistema eléctrico en una región de brasileña tiene la posibilidad de solventar transmitiendo la energía de otra parte. Lo que sí es inexcusable es como el gobierno de Brasil invirtió su dinero para expandir su sistema eléctrico y fue transparente con la información suministrada”, declaró en una entrevista telefónica realizada a El Nacional Web.

En 2010, el gobierno de Brasil envió varias plantas termoeléctricas al país para solventar el problema de la electricidad.