• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Médicos extranjeros tendrán que homologarse en Panamá

La huelga de los médicos panameños obligó que se haga un examen y la homologación del título | EFE

La huelga de los médicos panameños obligó que se haga un examen y la homologación del título | EFE

Luego de más de un mes en huelga, el gobierno aceptó las condiciones exigidas por los galenos panameños

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, tuvo que ceder a la presión de los médicos para regular la contratación de los profesionales extranjeros y el viernes modificó un decreto que permitía la libre contratación de galenos por parte del gobierno.

Tras 37 días de huelgas del sector público, las autoridades de Panamá aceptaron un conjunto de condiciones exigidas por el gremio médico para garantizar la idoneidad del personal extranjero contratado, la temporalidad de sus contratos, así como su despliegue en zonas rurales y no en el área metropolitana.

Martinelli aprobó la Ley 89 que modifica la norma anterior (69) y que prevé la no privatización de la salud, que los especialistas extranjeros sólo ejerzan en áreas de difícil acceso del interior del país, así como la homologación obligatoria de sus títulos y un examen de conocimientos. Además, tendrán que ser contratados por un período de un año prorrogable, su salario nunca será mayor que el mínimo básico de un panameño y no podrán gozar de beneficios de estabilidad, ascensos, indemnización o jubilación.

Oposición. En contraste, ayer comenzó a llegar a Brasil un contingente de 3.000 médicos cubanos, bajo el programa Más Médicos creado por el gobierno de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, a pesar de las quejas del gremio.

A diferencia de la ley aprobada en Panamá, el programa en Brasil, permite reconocer títulos concedidos en el exterior sin cumplir todas las exigencias de revalidación, aunque enfrenta la oposición de organizaciones de médicos brasileños que reclaman que la iniciativa es un paliativo que no resuelve la carencia de infraestructura de salud en el interior del país.

"Al permitir que médicos formados en otros países actúen en Brasil antes de la aprobación del examen de revalidación, el gobierno crea dos categorías de profesionales: los de primera línea, con graduación (en Brasil) o con diplomas revalidados, y los de segunda línea, sin competencia debidamente evaluada y sin condiciones de responder con plenitud a las exigencias de la población", señaló un comunicado del Consejo Federal de Medicina, ente regulador del ejercicio.

Según el Ministerio de Salud, el programa concluirá el 2013 con más de 6.600 médicos registrados, que podrán atender a 22,7 millones de personas en regiones rurales. El programa que da preferencia a médicos brasileños pero abre la puerta para contratar extranjeros cuando no haya brasileños interesados en los puestos, recibirá a los primeros 2.600 profesionales hasta el domingo y los restantes 400 llegarán la próxima semana.

Estos 6.600 especialistas se sumarán a la lista de casi 40.000 médicos cubanos que cumplen misiones en 6 países de América Latina, Asia y África. Entre los 26 países que pagan a la isla por sus médicos, el principal es Venezuela que compra a Cuba los servicios de unos 30.000 profesionales y asesores, por los que paga al contado y suministra 100.000 barriles de petróleo al día en condiciones preferenciales. En septiembre, además, el presidente Nicolás Maduro ofreció trabajo a los médicos latinoamericanos a quienes en sus países no se les reconoce el título por haberse graduado en Cuba. 

Brasil: dando y dando 

Pese a las críticas, la presidenta Dilma Rousseff anticipó para marzo del próximo año debe haber 13.000 médicos participando en el programa, con lo cual estarán en condiciones de atender a 46 millones de personas. Esta iniciativa ha sido un agregado a la principal fuente de ingresos en divisas para Cuba que se basa en la exportación de servicios -principalmente de salud, pero también de educación y deporte- lo que hasta ahora reportaba a la isla unos 6.000 millones de dólares al año, por encima del turismo y remesas familiares (2,5 millardos de dólares) y las ventas de níquel (1,1 millardos de dólares). El gobierno cubano también envía médicos pero gratuitamente a 40 naciones que carecen de recursos, informó en junio el ministro de de Comercio Exterior de ese país, Rodrigo Malmierca.