• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Brasil cuenta con cinco candidatos a suceder a Benedicto XVI

Benedicto XVI ofició este 25 de diciembre la Misa de Gallo en El Vaticano / EFE

Papa Benedicto XVI / EFE

Según el obispo auxiliar de la Archidiócesis de Aparecida, Darci Nicioli, la renuncia de Joseph Ratzinger, que fue anunciada hoy en el Vaticano, "duele en el corazón", pero está prevista en el derecho canónico y debe ser "respetada" por todos los católicos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Brasil cuenta con cinco cardenales que pueden ser considerados al momento de la elección del sucesor del papa Benedicto XVI, quien anunció hoy su renuncia al pontificado a partir del 28 de febrero, dijeron fuentes eclesiásticas.

Según el obispo auxiliar de la Archidiócesis de Aparecida, Darci Nicioli, la renuncia de Joseph Ratzinger, que fue anunciada hoy en el Vaticano, "duele en el corazón", pero está prevista en el derecho canónico y debe ser "respetada" por todos los católicos. Nicioli explicó al portal G1, del grupo Globo, que ahora "todos los cardenales con menos de 80 años son candidatos a papa" y que la elección del sucesor de Benedicto XVI "dependerá del espíritu santo".

Señaló que Brasil, al que se considera como el país con el mayor número de católicos del mundo, cuenta con cinco cardenales que entran desde ya en el posible abanico de candidatos. En la lista están el actual presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, Raymundo Damasceno, de 75 años; el arzobispo emérito de Sao Paulo, Claudio Hummes, de 78 años, y el arzobispo de esa misma ciudad, Odilo Scherer, de 63 años.

Los otros cardenales brasileños que, según Nicioli, pudieran estar entre los posibles candidatos a suceder a Ratzinger son João Braz de Aviz, de 65 años y Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, y el arzobispo de Salvador, Geraldo Majella Agnelo, de 66 años. La elección del nuevo papa tiene esta vez un interés especial para Brasil, pues la ciudad de Río de Janeiro será sede en julio próximo de la Jornada Mundial de la Juventud, en la que se espera la presencia del pontífice.